Cómo hacer almohadas de lavanda

Escrito por joyce starr | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer almohadas de lavanda
(lavender image by Lijuan Guo from Fotolia.com)

Para algunos, la esencia de lavanda en sus almohadas los ayuda a dormir mejor, terminando con el insomnio. Las flores de lavanda seca (Lavandula augustifolia) emiten una agradable fragancia que dura meses. Mezclar lavanda con otras hierbas como el romero y la menta, provoca que la almohada desprenda más fragancia. Hacer tu propia almohada de lavanda es algo básico y solo requieres una máquina de coser y una tela para completar el proyecto. Es un buen regalo para los amigos quiénes disfrutarán de la aromaterapia así que haz dos o tres. Entonces haz una para disfrutarla tú misma y otras para regalar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Algodón
  • Muselina
  • Paño para quesos
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Alfileres
  • Una máquina de coser
  • Hilo
  • Lavanda seca
  • Tela
  • Broches
  • Una aguja

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca una pieza de tela respirable como el algodón, muselina o paño para quesos sobre una superficie plana. Mide unas piezas cuadradas de seis pulgadas (15,24 cm) y córtalas. Esta es la parte interna de la almohada que va a contener la lavanda.

  2. 2

    Coloca las piezas de tela con los lados derechos enfrentados y sujétalas con un alfiler. Cose tres lados y medio de los cuatro lados. Retira los alfileres, recorta los hilos largos y da vuelta la almohada con el lado derecho hacia afuera.

  3. 3

    Rellena la almohada con aproximadamente una taza de flores de lavanda secas, como también cualquier otra hierba seca que desees. Agita las flores hacia el extremo cosido de la almohada.

  4. 4

    Dobla el borde abierto hacia adentro de la almohada. Coloca un alfiler y cóselo para cerrarlo. En el interior, el relleno de lavanda está completo.

  5. 5

    Coloca la pieza de tela que tu desees para cubrir la almohada sobre una superficie plana. Mide piezas cuadradas de ocho pulgadas (20,32 cm) y córtalas. Esto crea la parte exterior de la almohada que cubre el interior relleno de lavanda.

  6. 6

    Dobla uno de los bordes de la tela hacia adentro una pulgada (2,54 cm). Coloca un alfiler y cose a lo largo del borde. De esta manera se termina la costura de afuera así que no se enreda.

  7. 7

    Coloca las piezas de tela con los lados derechos enfrentados y sujétalas con alfileres. Cose tres lados, dejando el cuarto lado abierto. Voltea la almohada con el lado derecho hacia afuera.

  8. 8

    Coloca cuatro broches espaciados uniformemente a lo largo del borde abierto de la costura interna y cóselos a mano. Estos se abrocharán y mantendrán la almohada rellena de lavanda en su lugar dentro de la almohada exterior.

  9. 9

    Coloca la almohada rellena de lavanda dentro de la cobertura exterior. Abróchala y dobla el borde. Desliza la almohada rellena de lavanda dentro de la funda de tu almohada para dormir. La fragancia se libera cuando pongas tu cabeza sobre ella.

Consejos y advertencias

  • Si vas a secar tus propias flores de lavanda, déjalas madurar antes de recogerlas. Haz un ramo con los tallos de las flores ajustados y cuélgalas al revés dentro de un armario. Las flores están listas para usar en aproximadamente dos a tres semanas. Esparce dos o tres gotas de aceite de lavanda en el interior de la almohada si comienza a perder la esencia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles