Almohadas recomendadas por quiroprácticos

Escrito por michael e carpenter | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Almohadas recomendadas por quiroprácticos
Explora las distintas opciones de almohadas para encontrar la adecuada. (bed with lots of pillows image by Gina Smith from Fotolia.com)

Si vas a cualquier consultorio quiropráctico, y encontrarás un despliegue de almohadas que afirman ayudar a aliviar el dolor de cuello y hombros, fomentar una buena noche de sueño, e incluso ayudar a abrir las vías respiratorias para dejar de roncar. Desafortunadamente, no existe almohada milagrosa que funcione para todos. La almohada que mejor funcione para ti dependerá de cómo te orientes para dormir, y de tu gusto personal.

Otras personas están leyendo

Las almohadas de látex pueden ser tanto naturales como sintéticas, y venir en distintos niveles de firmeza. La almohada de látex es una buena alternativa para las visco-elásticas, que pueden quebrarse e incluso moldearse. El látex suele durar más. Una desventaja es que puede tener olor fuerte.

Las almohadas de agua permiten adaptar la firmeza de la almohada, agregando o quitando el agua del centro. Dicha almohada está diseñada para calmar el dolor de hombros y cuello, y ayudar a combatir el insomnio. La almohada de agua no absorbe el calor, aliviando la necesidad de dar vuelta la almohada una y otra vez hacia el lado fresco. Sin embargo, suele ser dificil viajar con ella ya que el agua la hace muy pesada.

Las almohadas cervicales son pre-moldeadas para ayudar a mantener el cuello, cabeza y espina dorsal alineados mientras duermes. Es la mejor opción para los individuos que duermen boca abajo. Aquellos que se dan vuelta o duermen hacia un costado pueden complicarse al amoldarse para usar este tipo de almohada.

La almohada D Core está diseñada para apoyar el cuello mientras mantiene la cabeza y el cuello alineados. Dicha almohada tiene los bordes más altos y la letra D hacia abajo, donde debes colocar tu cabeza. Afirma tener aberturas y reducir el ronquido. Esta opción es ideal para los individuos que duermen boca abajo y de costado.

Existen otros tipos de almohadas disponibles en el mercado, incluyendo las de plumas, espuma y de alforfón, difíciles de conseguir en la oficina del quiropráctico. Si tienen la firmeza de cuello correcta y dieran un apoyo, todas estas almohadas también ayudan a reducir el dolor de cuello. No es necesario gastar mucho dinero para encontrar la almohada indicada para ti.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles