Cómo hacer una almohadilla térmica casera

Escrito por amy yang | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una almohadilla térmica casera
Haz una almohadilla térmica para que se adapte a tu espalda para aliviarte el dolor en esa zona. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Las almohadillas térmicas caseras se pueden hacer de cualquier tamaño o forma y son perfectas para el dolor en las articulaciones y los músculos. Para un dolor de espalda, haz una compresa caliente grande para que quepa en toda tu espalda.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tela o toalla
  • Tijeras
  • Alfileres
  • Hilo y aguja o máquina de coser
  • Arroz blanco crudo u otro relleno
  • Microondas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta dos piezas de tela del tamaño de la almohadilla térmica que desees. Puedes elegir telas de algodón, o utilizar una toalla. Si eliges una toalla, no es necesario que la reduzcas a la mitad, sólo dóblala por la mitad.

  2. 2

    Coloca la tela con los lados del derecho enfrentados. Coloca alfileres en los bordes y cose los bordes de la tela dejando un espacio de 2 pulgadas (5,08 cm) en un lado. Retira los pasadores a medida que vas cosiendo. Si estás utilizando una toalla, elige un lado que se vea mejor y sujeta con alfileres esos lados enfrentados entre sí.

  3. 3

    Gira tu almohadilla recién hecha del lado contrario, de modo que el lado derecho de la tela se vea. Utiliza el espacio de las 2 pulgadas (5,08 cm) para tirar a través de la tela a través.

  4. 4

    Llena tu almohadilla con el relleno de tu elección. Elige de arroz blanco crudo, harina de avena, trigo, maíz para alimentar, cascos de alforfón, frijoles, semillas de lino, legumbres y carozos de cereza. Llena 3/4 de la tela.

  5. 5

    Cose la abertura. Asegúrate de que el relleno esté en el otro extremo de la almohadilla mientras coses. Prueba la costura para asegurarte de que el relleno no se caiga cuando hayas terminado de coser.

  6. 6

    Coloca la almohadilla térmica en el microondas durante 1 a 2 minutos en máxima potencia antes de su uso. Ponla a prueba para asegurarte de que la almohadilla no causará quemaduras.

Consejos y advertencias

  • Añade hierbas, especias y aceites esenciales para su relleno si quieres que tu paquete huela bien o para usarla como aroma terapia a calor. Por ejemplo, la lavanda y el romero seco se pueden utilizar para aliviar dolores de cabeza.
  • Sólo las telas de algodón son seguras para microondas.
  • Si utilizas arroz crudo, no uses arroz instantáneo o de cocción rápida.
  • No dejes tu almohadilla térmica sin vigilancia mientras esté en el microondas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles