DESCUBRIR
×

Cómo hacer almohadones cilíndricos

Actualizado 21 febrero, 2017

Cómo hacer un almohadón cilíndrico. Es una almohada como un cojín con forma de tronco o cilindro. Se llama " almohada cilíndrica para cuello" porque su forma sirve como soporte del cuello. Las almohadones cilíndricos sirven también para amortiguar los apoyabrazos duros o sin tapizar, haciéndolos accesorios integrales para las camas futón de madera y de metal. Si sabes cómo usar una máquina de coser, puedes hacer estas almohadas rápidamente.

Instrucciones

  1. Compra cojines de gomaespuma en un negocio artesanal. La espuma cilíndrica está disponible en varios tamaños, pero como una opción, puedes conseguir espuma plana gruesa de 1 o 2 pulgadas (2,5 o 5 cm), que puedes enrollar en un cilindro. Si usas espuma plana, asegura el rollo con sogas o cintas.

    Almohada de corazon image by Parato from Fotolia.com
  2. Mide las dimensiones de la espuma cilíndrica: longitud, ancho y circunferencia. Usa estos números para determinar cuánto material de tela y soga de verdugón necesitarás. Recuerda dejar pelos en los bordes que serán cosidos.

    musculos del cuello image by caironbohemio from Fotolia.com
  3. Elige la tela de tu almohadón cilíndrico.

  4. Corta un trozo de cartón de forma redonda para usar como plantilla para los extremos del costado de la almohada.

  5. Corta un pedazo de tela de 2 pulgadas de ancho igual al largo de las sogas de verdugón para que funcione como funda. Necesitarás dos tiras para ambos extremos de la almohada.

  6. Consigue una cremallera un poco más larga que la gomaespuma para que el cierre se abra por completo.

  7. Junta los materiales y prepara la máquina de coser.

  8. Cose la soga de verdugón dentro de la funda.

    almohadon arabe image by nuryudijes from Fotolia.com
  9. Recorta el pelo de la soga de la funda para dejar la unión simple a los extremos circulares del almohadón.

  10. Cose la cremallera.

  11. Trabajando con el interior de la tela, cose la soga de verdugón en la parte superior y los bordes de la base de la tela.

  12. Usando alfileres, une las piezas redondas adyacentes a la tira de verdugón. Trabajando con alfileres, puedes ajustar la unión.

  13. Cose las partes con alfileres.

  14. Dale vuelta a la tela del refuerzo, inserta la gomaespuma dentro, sube el cierre y ¡listo!

Consejos

  • Si usas un almohadón enrollado atado con cuerdas, puedes quitarlas luego de insertar la gomaespuma en la funda. O puedes dejarlas para no tener que enrollar la espuma al cambiar la funda.
  • Las cremalleras vienen en distintos tamaños, pero puedes también comprarlas por pie, permitiéndote tener un cierre que irá de una punta a la otra. Cuanto mayor sea la abertura, más fácil será insertar la espuma. Adquiere materiales no para una sino ¡para dos almohadones cilíndricos!

Necesitarás

  • Tela
  • Cremallera
  • Alfileres de costura
  • Una máquina de coser
  • Tijeras
  • Cinta métrica
  • Un almohadón de gomaespuma
  • Una cuerda de verdugón