Cómo alquilar una silla en una peluquería

Escrito por tiesha whatley | Traducido por susana margarita lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los peluqueros tienen muchas opciones para buscar trabajo. Pueden empezar su propia peluquería o cortar el pelo en casa como una aventura de principiante. Pueden trabajar en un salón de belleza por un sueldo básico, donde mantienen pocos o ninguno de sus honorarios. O pueden alquilar una silla en un salón de belleza, manteniendo así todos sus honorarios y pagando una renta semanal. Algunos salones y peluquerías prefieren esta última opción porque les permite trabajar por su cuenta sin dificultades y sin el costo de iniciar un negocio.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Obtén todas las licencias y certificaciones. Muchos propietarios y oficiales del estado requieren que tengas una licencia estatal para cortar el pelo. Ten todos tus papeles en regla antes de salir a buscar sillas disponibles para alquilar. Algunos propietarios les dan a los arrendatarios un período de gracia para conseguir las licencias. En este caso, no podrías trabajar con productos químicos, pero sí podrías lavar y peinar el pelo. Esto te dará más experiencia y tiempo para estudiar para los exámenes estatales.

  2. 2

    Previamente ahorra todo el dinero que puedas. Necesitarás tres meses de renta ahorrados para tener tiempo de encontrar clientes.

  3. 3

    Busca sillas para alquilarlas. Busca en periódicos de clasificados y en las páginas amarillas. Llama a los salones para saber si ellos tienen estaciones disponibles para alquilar. Acude al salón, Algunos tienen carteles en las ventanas en lugar de anunciarse en periódicos. Si sabes de alguien que alquila una silla en un salón, pregunta si hay otras vacantes. Otra opción es buscar en una barbería. A veces tienen sillas para alquilar y estaciones disponibles para peluqueros.

  4. 4

    Visita los salones y estudia sus instalaciones. Asegúrate de que el salón está al día y que todo funciona (agua caliente, luces, sillas). Recorre el salón y haz preguntas acerca del equipo para evitar caer en una situación de la que te arrepentirás mañana.

  5. 5

    Haz una lista de los tres salones más importantes que visitarás y haz una cita con los dueños para hablar con ellos. Esta será tu oportunidad de de entrevistarte con ellos y ver que expectativas habrá una vez que alquiles la silla. También deberás hablar del costo de la renta y tratar de negociar una tarifa que se ajuste a tus precios. No hagas suposiciones acerca del tipo de dinero que podrías hacer una vez que estés establecido. La peluquería es un servicio, y la clientela no está garantizada.

Consejos y advertencias

  • Elige el salón que puedas permitirte y con las mejores instalaciones.
  • Construye tu propia base de clientes. Aunque puedes ganar algo con clientes de paso, necesitarás hacer suficiente dinero para pagar semanalmente el alquiler de la silla y para pagar tu propio salario. La mayoría de los propietarios exigen que te anuncies por ti mismo y desarrolles tu propio negocio. Están confiando en que tus clientes hagan publicidad boca a boca para hacerse con una reputación para su negocio. Anúnciate en las páginas amarillas, imprime tus propias tarjetas y volantes para repartir en zonas comerciales. También puedes dejarlos en las tiendas de suministros de belleza.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles