Las amígdalas grandes en los niños

Escrito por julie boehlke | Traducido por felipe builes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las amígdalas grandes en los niños
Algunos niños pueden sentirse enfermos por unas amígdalas grandes. (when i'm sick image by Renata Osinska from Fotolia.com)

Las amígdalas están situadas en la parte posterior de la garganta y son casi imperceptibles, a menos que se enrojezcan o se hinchen. En un niño, si las amígdalas se agrandan, pueden llegar a ser notables a simple vista o por irritación de la garganta. Hay varias causas de amígdalas grandes en los niños. Generalmente no son motivo de preocupación, pero la hinchazón prolongada puede ser una indicación de un problema médico grave.

Otras personas están leyendo

Significado

Las amígdalas están compuestas de tejido linfático que está diseñado para atrapar los gérmenes y bacterias que pueden entrar a través de la boca o la nariz. Se trata de una “barrera” para los virus que pueden conducir a una enfermedad o infección. Medline Plus explica que si las amígdalas se infectan, pueden hincharse y doler. Esto puede ser debido a una infección de garganta, del tracto respiratorio superior o una enfermedad en la boca o garganta.

Características

Las amígdalas se llenan de pus y líquido y luego se inflaman y amplían. Este es, generalmente, uno de los primeros signos de infección. Si las amígdalas tienen un recubrimiento amarillo, verde o blanco, indican una posible infección. Si tu niño tiene mucho dolor de garganta, dolor en la boca y tiene problemas para tragar, consulta a tu médico para tener un diagnóstico preciso. Las amígdalas grandes también pueden ir acompañadas de otros ganglios linfáticos inflamados en el cuello, fiebre y aliento con olor fétido.

Consideraciones

El médico puede tomar una muestra de la garganta y las amígdalas para realizar pruebas de estreptococo. La faringitis estreptocócica es un tipo de dolor de garganta que puede conducir a enfermedades más complicadas, como la fiebre reumática y la inflamación de los riñones. La faringitis estreptocócica puede producir agrandamiento de las amígdalas y causar dolor e incomodidad. Algunos niños tienen naturalmente las amígdalas y adenoides más grandes que las normales. Esto se identifica generalmente en la infancia como parte de un examen médico de rutina. Por lo general son inofensivas a menos que comiencen a interferir con la respiración, la deglución o que se inflamen con frecuencia.

Advertencia

Sólo en casos muy raros, las amígdalas grandes pueden ser un indicador de cáncer en los niños. Este diagnóstico se puede hacer a través de un médico o durante un examen dental de rutina. A veces, una amígdala es más grande que la otra. Si hay una gran irregularidad entre las dos amígdalas de tu hijo, realiza una consulta con tu otorrinolaringólogo. Si hay sospechas de cáncer de las amígdalas, es necesario comenzar con el tratamiento apropiado de inmediato.

Solución

En caso de que las amígdalas grandes afecten la calidad de vida de tu hijo o exista la posibilidad de que sea cáncer, se recomienda su remoción. Las adenoides son un conjunto de tejidos en la parte posterior de la nariz que conectan a ésta con la garganta. En muchos casos también se las extirpa, en una operación llamada adenoidectomía. Merck explica que la mayoría de amigdalectomías y adenoidectomías se llevan a cabo en el hospital de forma ambulatoria. Las amígdalas y tejidos circundantes a veces se envían al laboratorio para realizar un informe de anatomía patológica completa. Si el informe indica que no hay formación de células problemáticas, no es necesario realizar un tratamiento o seguimiento. Si se detecta cáncer, se aconseja una visita al oncólogo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles