Qué es el amoníaco casero

Escrito por maxfield carroll | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué es el amoníaco casero
El amoníaco casero es una adición útil a los suministros de limpieza. (Cleaning materials image by TekinT from Fotolia.com)

El amoníaco casero es un producto versátil que ayuda en la lucha contra muchas de las tareas en el hogar. En lugar del hacinamiento de tus estantes con productos de limpieza especializados, una botella de amoníaco puede ser utilizada para hacer soluciones que sean apropiadas para todos aquellos trabajos duros.

Otras personas están leyendo

Historia

El hombre ha conocido el amoníaco desde la antigüedad, el autor romano Plinio pudo haberse referido a éste. Una forma de amoníaco líquido a partir de orina fermentada se utilizó para teñir ropa en la Edad Media. En 1897, Sears, Roebuck & Co. listaron el amoníaco en su catálogo de artículos para el hogar. En el siglo 20, los químicos alemanes sintetizaron amoníaco a partir de nitrógeno en el aire y lo utilizaron para fabricar explosivos. El amoníaco también fue utilizado como un refrigerante antes de la introducción del freón y otros clorofluorocarbonos. El amoníaco es un componente importante de la mayoría de los fertilizantes hoy en día.

Propiedades

El amoníaco casero es una solución acuosa a base de nitrógeno. Se compone de cinco a 10 por ciento de hidróxido de amonio (NH3) en agua, a menudo con detergentes añadidos. También puede tener agentes clarificantes añadidos. Es un líquido cáustico que desprende un vapor acre.

Limpieza

El amoníaco casero puede ser diluido con agua para hacer un limpiador de ventanas libres de rayas. También se utiliza para hacer las soluciones de limpieza para suelos, paredes, cabinas de ducha, contadores, quemadores para cocinar y electrodomésticos. El moho, las marcas del desgaste, el deslustre y algunas manchas de la ropa y de la alfombra se pueden quitar con amoníaco.

Repelente

Añadir amoníaco a los recipientes de la basura o jardines mantendrá a los perros y mapaches a distancia para hurgar en aquellos lugares que prefieres que no lo hagan. Un tratamiento con amoníaco también destierra las polillas de la ropa de los cajones y armarios.

Precauciones

No permitas que el amoníaco de uso doméstico entre en contacto con tus ojos o tenga un contacto prolongado con la piel. Evita la inhalación de vapores de amoníaco y siempre usa el producto en un área bien ventilada. El amoníaco casero es un cáustico que puede dañar la goma y algunos plásticos. Nunca mezcles lejía y amoníaco, esto desata un gas cloro tóxico. Por esa razón, ten cuidado de no permitir que se mezcle el amoníaco de uso doméstico con los limpiadores de inodoros y limpiadores de baldosas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles