Qué analgésicos se pueden tomar durante el embarazo

Escrito por michelle hottya | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué analgésicos se pueden tomar durante el embarazo
La dulce espera. (Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las alegrías del embarazo: sentir que el bebé patea, ver crecer el vientre, la preparación para una agradable adición a la familia, a veces puede ser eclipsada por las quejas comunes, como el dolor de cabeza, dolores musculares y dolor de espalda baja. Muchas mujeres embarazadas se preguntan qué tipo de analgésico pueden tomar con seguridad, sin que ello entrañe riesgos para su bebé o cause complicaciones en el embarazo. Hay varias opciones que pueden ayudar, y sin duda, algunas que debes evitar.

Otras personas están leyendo

El acetaminofeno

El analgésico más utilizado durante el embarazo es el paracetamol o acetaminofeno. También conocido como Tylenol, este medicamento ha demostrado ser seguro durante el embarazo en varios estudios de investigación. Las mujeres embarazadas pueden tomar Tylenol para el dolor de cabeza, dolor muscular o fiebre en dosis de hasta 4 gramos por día.

El ibuprofeno y el naproxeno

El ibuprofeno (Motrin o Advil) y naproxeno (Aleve) son parte de una clase de medicamentos conocidos como antiinflamatorios no esteroides (AINE). La comunidad médica está de acuerdo en que, si bien los efectos de los AINE en el principio del embarazo no se conocen por completo, se ha demostrado que se han incrementado los efectos secundarios negativos en el tercer trimestre. Estos riesgos incluyen el cierre prematuro de una válvula en el corazón del bebé (el ductus arterioso, que conduce a la hipertensión pulmonar fetal), la reducción del líquido amniótico y la ralentización del trabajo de parto. Las mujeres embarazadas sólo deben tomar ibuprofeno bajo la estrecha supervisión de un médico para que el corazón del bebé se pueda controlar si hay problemas.

Remedios de hierbas

Las hierbas se han utilizado durante siglos para tratar enfermedades comunes, pero debido a la falta de regulación y preparados consistentes, la Administración de Alimentos y Medicamentos no recomienda el uso de los remedios a base de hierbas durante el embarazo. Sin embargo, muchos profesionales de la medicina natural emplean una variedad de tratamientos simples para aliviar el dolor y sus causas durante el embarazo. Las hierbas suaves, como la manzanilla, hojas de frambuesa roja, ortiga y consuelda, pueden ser eficaces para infusiones, masajes o tés. Un herbolario entrenado puede ayudarte a encontrar las hierbas más beneficiosas y seguras para tu condición.

Opciones no farmacéuticas

Las mujeres embarazadas pueden buscar remedios que no son medicamentos para el alivio del dolor. El ejercicio, especialmente el yoga y la natación, ayudan a aliviar el estrés y la tensión que conducen a los dolores de cabeza y musculares. El masaje durante el embarazo y la reflexología localizan las áreas del cuerpo que tienen dolor o están tensas. El cuidado quiropráctico regular ayuda a mantener el cuerpo alineado y previene o trata el dolor relajando las articulaciones (debido a la hormona relaxina, que permite que el cuerpo se adapte a los cambios de postura y prepara la pelvis para el parto). Llevar calzado cómodo, anatómico y dormir sobre tu costado izquierdo con almohadas colocadas cómodamente bajo tu vientre y entre las rodillas también aumenta la comodidad y reduce el dolor.

Nutrición

A veces los dolores de cabeza, calambres musculares y malestar estomacal son provocados por la ingesta inadecuada de agua, proteínas y calcio. Las mujeres embarazadas deben tomar vitaminas prenatales con regularidad, mantenerse hidratadas y comer bien, las prácticas más importantes para el bienestar general.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles