La anatomía de las pirañas

Escrito por skip davis | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La anatomía de las pirañas
La piraña roja es una de las especies más agresivas de la piraña. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

Las pirañas pertenecen a la familia Characidae de peces y viven en la selva amazónica. Los dientes afilados y la cabeza cóncava distingue a las pirañas de otros peces. Sin embargo, como muchos otros peces, poseen aletas y branquias, que les ayudan a respirar bajo el agua. Las pirañas sólo presentan un peligro cuando los seres humanos están demasiado cerca de otras especies de peces.

Otras personas están leyendo

Dientes

Las pirañas nacen con un conjunto de dientes. Las crías de pirañas de bebé cenan vegetación y pequeños crustáceos. Sus dientes están parcialmente escondidos detrás de sus labios; las únicas partes expuestas son sus puntos irregulares. Los dientes encajan perfectamente entre sí cuando cierran la boca. Las tribus nativas de América del sur utilizan los dientes de las pirañas como armas y herramientas de corte. Cuando devoran a sus presas, a veces las pirañas accidentalmente desarticulan sus propios labios.

Línea lateral

Todas las pirañas tienen líneas laterales, un órgano de sentido que se utiliza para detectar cambios en la presión del agua. Las pirañas son capaces de distinguir el pescado en sus grupos de otros animales debido a la presión de agua. Las líneas laterales también ayudan a las pirañas a navegar por los ríos de aguas bravas, donde rocas y objetos no pueden ser visibles al ojo del pez. Este órgano se extiende a ambos lados de la piraña. Los seres humanos son capaces de ver la línea lateral por debajo de las escamas. La línea va desde la cabeza y las aletas de la piraña.

Escamas

Los biólogos marinos pueden utilizar la coloración de las escamas de una piraña para determinar su gama geográfica nativa. Las condiciones ambientales, nadar por aguas oscuras, el estrés y la luz del sol tienen un efecto en el color de la escama de una piraña. La escama de una piraña no produce el color en sí mismo, el color se deriva de células pequeñas, que contienen pigmento incrustado en la piel del pez. Cuando la luz golpea los cromatóforos de la piraña, las escamas de los peces se vuelven más ligeras. Cuando las pirañas envejecen, sus escamas tienden a ser más oscuras. Varias especies de pirañas son capaces de reconocerse mutuamente debido al color de sus escamas.

Cabeza

La forma de la cabeza de una piraña depende del género del pez. Las pirañas Pygocentrus tienen cabezas de forma convexa, lo que les da el aspecto de un bulldog. Estas pirañas tienen mandíbulas inferiores poderosas, dándoles la posibilidad de masticar la carne con facilidad. El género de piraña Serrasalmus cuenta con especies con cabezas de formas más cóncavas. Estos peces también cenan vegetación y frutas, así que las pirañas Serrasalums no requieren mandíbulas tan potentes como las pirañas Pygocentrus. Los ojos de cada piraña son grandes en comparación con el resto de su cuerpo. Las lentes del ojo de la piraña no desforman la forma ya que estos peces son miopes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles