Cómo hacer un anillo de plata de ley

Escrito por melissa j. bell | Traducido por cinthia perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un anillo de plata de ley
Los anillos son algunos de los proyectos básicos más comunes realizados por las personas que hacen joyas. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Hacer joyas con metales involucra hacer la forma, la silueta y a menudo unir el metal, lo cual se realiza con una variedad de herramientas y técnicas. Los anillos, creados al darle una forma redonda a una hoja de metal y uniendo los extremos, son algunos de los proyectos básicos más comunes realizados por las personas que hacen joyas. Los anillos se pueden hacer en distintos materiales con muchos diseños, pero a menudo son hechos con una banda simple de plata de ley. La plata de ley, a diferencia de la plata pura, es una aleación y por lo tanto necesita ser soldado para poder unirlo. Para aprender como soldar plata de ley para un proyecto simple y de principiantes para hacer un anillo, sigue estas instrucciones.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hoja de metal de plata de ley
  • Sierra y cuchilla de joyero
  • Limas y lijas de joyero
  • Mandril para anillos
  • Mazo
  • Flujo
  • Pincel pequeño
  • Piezas de plata para soldar
  • Soplete
  • Abrazaderas para soldar
  • Pinzas
  • Frasco de encurtido
  • Trapo para lustrar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide el tamaño del anillo de plata de ley que te gustaría hacer. Puedes hacer esto ya sea midiéndote con un conjunto de medidores para anillos profesional, o envolviendo una cinta alrededor de tu dedo y midiendo la distancia entre los extremos que se unen de la cinta. También determina el ancho del anillo que te gustaría hacer. Muchos anillos miden entre 1/8 y 1/2 de pulgada (3 mm y 1,2 cm), pero puede ser más largo dependiendo de la apariencia que deseas crear.

  2. 2

    Dibuja un rectángulo, usando las medidas del largo y el ancho que tomaste, sobre una pieza hoja de metal de plata de ley. Puedes usar un lápiz para hacerlo. Corta el rectángulo de la hoja de metal usando una sierra de joyero. Lima y lija los bordes de la hoja de metal hasta que estén suaves.

  3. 3

    Templa el rectángulo al calentarlo con el soplete. Toma el rectángulo de metal con las pinzas y pasa una pequeña llama con el soplete sobre la misma durante un minuto, hasta que este ligeramente caliente, luego deja caer el rectángulo en el frasco de encurtido para que se enfríe. Esto hará que se le pueda dar forma al metal más fácilmente.

  4. 4

    Dobla la plata de ley, usando tus manos, hasta formar una forma ovalada o circular que se curve holgadamente. Asegúrate de que los extremos puedan alcanzarse. Si el metal no se puede dobla a mano, colócalo en el mandril para anillos y, usando un mazo, martíllalo hasta que se curve.

  5. 5

    Coloca una pequeña cantidad de flujo sobre los bordes unidos del anillo con un pincel, luego presiona los extremos para unirlos. No te preocupes todavía por si deformas el círculo. Sujeta el anillo, con la parte de la unión hacia arriba, usando la abrazadera para soldar y coloca unas pequeñas piezas de plata para soldar sobre la unión.

  6. 6

    Aplica una pequeña llama, usando el soplete, sobre las piezas de soldadura. Quita el soplete cuando la soldadura se derrita y se esparza sobre la unión. Si la soldadura no se esparce sobre la unión y se quema o se cae sobre el resto del anillo, necesitarás repetir este paso. Quita el anillo de la abrazadera tomándolo con las pinzas, y deja caer el anillo dentro del frasco de encurtido para que se enfríe.

  7. 7

    Lija todo el exceso de soldadura y oxido. Coloca el anillo dentro del mandril para anillos, obteniendo el calce más apretado posible, y golpéalo con el mazo hasta que tome la forma del mandril. Coloca el anillo en el mandril nuevamente apretándolo más hacia atrás hacia la posición más apretada, y golpéalo nuevamente hasta que el círculo esté perfecto. Lija cualquier ralladuras o marcas, y lustra el anillo con un trapo para lustrar.

Consejos y advertencias

  • El frasco de encurtido es una olla de cocción lenta llena con una solución llamada "encurtido", la cual encurte la oxidación causada por el soplete.
  • Nunca toques metal caliente con tus manos. En su lugar, usa siempre las pinzas. No salpiques la solución de encurtido en tus ojos, y lávate las manos si llegas a mojarlas con ella.
  • Asegúrate de que el área de soldado sea segura y libre de materiales inflamables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles