¿Qué animales marinos son bioluminiscentes?

Escrito por jim orrill | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué animales marinos son bioluminiscentes?
Los rape usan fotóforos, u órganos bioluminiscentes, para atraer a sus presas. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

La bioluminiscencia literalmente se traduce como "luz viviente", describiendo un fenómeno biológico en el que los animales producen su propia iluminación. Aproximadamente el 80% de los animales bioluminiscentes son criaturas marinas. Aunque la bioluminiscencia se puede producir a través de una variedad de procesos, frecuentemente involucra una reacción química entre luciferasa y oxígeno, teniendo la luz como resultado. La bioluminiscencia de los fotóforos, los órganos productores de luz de la vida marina bioluminiscente, sirven para un amplio rango de funciones, desde atraer a parejas prospecto hasta eludir depredadores dentro de las oscuras profundidades del océano.

Otras personas están leyendo

Dinoflagelados

Los dinoflagelados son los organismos bioluminiscentes más prevalentes en el océano, con más de 1800 especies. Muchos de estos organismos unicelulares liberan toxinas cuando están agregados en densas colonias, decoloran el agua para producir tintes rojos venenosos. Los dinoflagelados regularmente se iluminan cuando están excitados durante ciertos eventos, como los ataques de depredadores. Cuando se iluminan, crean un rayo de luz azul neón dirigida a sus atacantes, señalando a los depredadores locales que hay comida gratis cerca. Algunos cuerpos de agua, como la bahía de Vieques en Puerto Rico, naturalmente contienen grandes poblaciones de dinoflagelados, lo que produce un espectáculo de luces brillantes para los nadadores nocturnos.

Peces depredadores

Los rape viven en la profundidad dentro de las aguas de los océanos Atlántico y Antártico, y las hembras poseen un apéndice espinal con una punta brillante que atrae a las presas a la luz. Una vez que la víctima está dentro de la distancia de golpeo, el rape lo atrapa con sus enormes mandíbulas. Los machos no necesitan esta adaptación, ya que atacan de forma parasitaria a las hembras, obteniendo los nutrientes de sus anfitrionas.

El tiburón cortador de galleta tiene un pequeño parche bioluminiscente en su abdomen, que es una carnada como pez pequeño. El tiburón es rápido y ágil lo suficiente como para atrapar a los depredadores que atrae la luz, usa la succión para unirse al gran depredador y obtener un poco de carne. Las heridas del ataque de este tiburón lucen como si la carne hubiera sido rebanada con un cortador para galletas, lo que le da el tiburón su nombre.

Presas de presa

El pez linterna tiene un fotóforo debajo de cada ojo, que hospeda a bacterias bioluminiscentes que proveen la luz del órgano. El pez linterna regularmente emite explosiones de luz dos o tres veces cada minuto, pero puede opacar los órganos regresándolos a las córneas. Cuando se ve amenazado por depredadores, el pez linterna tiene un patrón errático, encendiendo sus fotóforos hasta 70 veces por minuto. El patrón de zigzag de las luces advierte al resto del peligro, y frecuentemente confunde a un atacante lo suficiente como para escapar.

El pez hacha usa su bioluminiscencia como contrailuminación, una forma natural de camuflaje. Los fotóforos en su abdomen coinciden con la intensidad de la luz que brilla a través de la superficie oceánica, provocando que el pez se mezcle en sus alrededores y haciéndolo virtualmente invencible para los depredadores más abajo.

Medusas

De acuerdo con Scripps Institution of Oceanography, casi la mitad de las especies de medusas son bioluminiscente, y casi todas las especies del mar profundo tienen fotóforos. Las medusas han desarrollado muchos métodos para utilizar la termine en cierta forma defensiva, como liberar partículas brillantes que hacen que los depredadores piensen que están nadando en una masa de plancton, y marca a los atacantes con un gel brillante que atrae a sus propios depredadores.

Los investigadores en la Universidad Gothenburg en Suecia están experimentando con una proteína verde fluorescente de las medusas bioluminiscentes como fuente de energía de batería solar el equipo de Zackary Chiragwandi utilizó exitosamente esta proteína en la creación de una célula de combustible que puede generar electricidad sin estar expuesta a la luz.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles