Animales a temperaturas bajo cero

Escrito por david mcguffin | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Animales a temperaturas bajo cero
Los osos polares son un ejemplo de animal bien adaptado a las condiciones árticas. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

Son pocos los animales que están suficientemente bien adaptados como para sobrevivir tras períodos prolongados a temperaturas bajo cero; no obstante, algunos son capaces de salir adelante sin problemas. Es importante señalar también que algunas tribus nativas americanas, como los esquimales, han conseguido desenvolverse bien en las rigurosas condiciones del Ártico, donde no es extraño que las temperaturas desciendan por debajo de cero buena parte del año.

Otras personas están leyendo

La vida en el Ártico

Aunque las zonas climáticas del Ártico y de la Antártida no comprenden todos los biomas de la Tierra que soportan temperaturas bajo cero, la mayor parte de los animales adaptados a este tipo de clima se encuentran en estas regiones. Según SASK Schools, para los científicos, la zona ártica es la región que se encuentra al norte del límite arbóreo (línea imaginaria a partir de la cual los árboles no pueden crecer), en las latitudes más altas, donde las temperaturas estivales no superan los 50 °F (10 °C). Como parte de los cambios anuales que se producen en los ambientes a temperaturas bajo cero, la cantidad de hielo marino, las existencias de agua dulce y los icebergs se van expandiendo y contrayendo a lo largo del año, dependiendo de los extremos de temperatura estacionales. La congelación y el deshielo de los mares coinciden también con las pautas migratorias de muchos animales que habitan las regiones del Ártico.

Adaptación al clima frío

Los animales del Ártico deben enfrentarse a los vientos y a las temperaturas bajo cero durante gran parte del año y en ocasiones también deben sobrevivir sin un suministro regular de alimentos. Los animales de sangre caliente suelen de una capa gruesa de piel o plumas, que se torna blanca para que puedan absorber la mayor cantidad de luz solar posible durante los meses de invierno. Una superficie corporal más pequeña ayuda a conservar mejor el calor, por lo que muchos animales se han ido adaptando y han acabado desarrollando patas más cortas y cuerpos más redondeados que los de otras especies similares repartidas por el mundo. Otras adaptaciones típicas de los animales del Ártico son, por un lado, su capacidad para almacenar el exceso de grasa corporal durante el invierno y, por otro, la ralentización del metabolismo y el descenso de la temperatura corporal para la hibernación o el letargo de los meses más fríos.

Animales árticos y antárticos

Ejemplos de animales árticos son, además del muy conocido oso polar, el reno, el caribú, el buey almizclero, el lemming de collar y el zorro ártico. En la Antártida, especies como pingüinos, leones marinos y focas también forman parte del grupo de animales adaptados a las duras condiciones de las regiones que soportan temperaturas bajo cero. Entre las especies de aves que se han adaptado al frío clima ártico se incluyen el lagópodo común, la perdiz nival, el cuervo, el halcón gerifalte y el búho nival.

Tribus esquimales

El ser humano también es un tipo de animal, por lo que es importante tomar en consideración asimismo a las tribus nativas americanas de esquimales que han poblado el Ártico durante miles de años en estas duras condiciones de temperaturas bajo cero. Una de las principales razones de la supervivencia de los esquimales es su dependencia de otros animales adaptados al ambiente ártico, como las focas y los osos polares. Otra característica de estos pueblos indígenas que les ha servido para adaptarse al medio ártico es una masa corporal más pequeña y compacta que los ayuda a retener mejor el calor que otros grupos caracterizados por tener una mayor superficie corporal. Además, los esquimales han ido adquiriendo otras buenas herramientas de supervivencia, como, por ejemplo, ingerir una dieta rica en grasas que aumenta la tasa metabólica basal, lo que da como resultado una producción extra de calor corporal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles