Para animar tu boda sin levantarte de tu asiento

Escrito por lisa evans | Traducido por héctor muñoz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Para animar tu boda sin levantarte de tu asiento
Los juegos en las bodas animan a que los nuevos amigos y la feliz pareja interactúen y pasen un buen rato. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Cuando llevan apenas unas horas de ser marido y mujer, muchas parejas llegan a sentirse tensas durante el banquete y la fiesta después de la ceremonia. Llegan a gastar mucho tiempo y dinero asegurándose de que el pastel sea perfecto, de que la música no pueda ser mejor y que el DJ sí vaya a animar el lugar; pues durante tu boda no hay peor pesadilla que una sala llena de invitados aburridos y con cara de estar hartos. La verdad es que no todos los invitados van a querer, o a poder, levantarse para bailar en la pista. Por fortuna, existen juegos para boda que se pueden realizar estando sentados, para que así todos los invitados puedan acompañarte a celebrar esa ocasión tan especial, aunque no te levantes a bailar.

Otras personas están leyendo

El juego de los recién casados

Se colocan dos sillas espalda con espalda a la mitad de la pista de baile, y se invita a los novios a sentarse en ellas. El maestro de ceremonias o el DJ hará preguntas a ambos que cada uno debe de responder independientemente, pero no hablando, sino alzando su zapato o una paleta de madera. Lo divertido del juego es ver qué tanto están de acuerdo. Algunas de las preguntas que se suelen hacer son quién de los dos cocina mejor, cuándo empezaron a salir, quién hizo el primer movimiento, quién pasa más tiempo ante el espejo o quién maneja mejor. La persona que crea que ella es la respuesta, entonces debe alzar su zapato o su paleta para indicarse a ella misma. Si participas en este juego y no es tu boda, haz preguntas que sean graciosas y nunca demasiado serias, pues no quieres que provocar una discusión en la noche de bodas.

Qué tan bien te conocen tus invitados

Entrega a cada invitado una carta. De un lado debe decir “Novio” y del otro lado “Novia”. Entonces, el maestro de ceremonias o el DJ le formulará a los invitados una serie de preguntas. Estas pueden ser sencillas, tales como “¿quién nació en Nueva Jersey?”; o bien, más complicadas, tales como “¿quién tenía un perrito chihuahua en su tierna infancia?”. Entonces los invitados alzan su carta, y la giran para responder si fue el novio o la novia. Asegúrate de no hacer ninguna pregunta que sea demasiado comprometedora o subida de tono.

El mejor beso

Este juego involucra a todos los invitados y hace que la feliz pareja deje de ser el centro de atención durante un rato. El maestro de ceremonias anuncia que los recién casados necesitan que alguien les dé un par de lecciones de cómo besarse. Entonces, se le pide a parejas de invitados que pasen al frente para que ilustren cómo es que se debe dar un buen beso. Se escogen a tres o cuatro parejas para que participen. Es mejor variar el rango de sus edades. El maestro de ceremonias, entonces, les dará la señal para que se besen. El resto de los invitados votará para decidir cuál de las parejas tuvo el mejor beso.

El tintineo de las copas

Este es un juego tradicional durante las bodas que nunca pasa de moda. El juego del tintineo de las copas abre la posibilidad de que cualquier persona en la fiesta participe y le da a la pareja la oportunidad de besarse tantas veces como lo deseen. Los invitados usan sus cubiertos y, ligeramente, los chocan contra sus copas para producir un sonido de tintineo. Esta es una señal para que los novios se den un beso. Este juego también puede jugarse sin las copas. Pero, si es así, tienes que dar instrucciones a la concurrencia de que canten una canción en específico, y que esa es la señal para los novios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles