Año Nuevo, nuevo tú: empieza ahora

Escrito por richard a. webster | Traducido por paz cabo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

El cambio puede empezar con una resolución, pero sólo si tú lo completas

Año Nuevo, nuevo tú: empieza ahora
Sigue estos pasos para tener éxito este año. (plustwentyseven/Digital Vision/Getty Images)

"Nosotros decimos a nuestros pacientes que están a dieta que no serán capaces de sentarse al piano por primera vez y tocar una bonita pieza de música. Necesitas un profesor, lecciones y practicar cada día. Es lo mismo cuando estableces objetivos para ti mismo".

— Dr. Judith Beck, presidente del Instituto Beck

Más de una tercera parte de los estadounidenses se propone resoluciones en el Año Nuevo. Menos del 40% se mantienen fieles a ellos durante seis meses, de acuerdo con el Dr. Ronald Nathan, un psicólogo de Albany, Nueva York. "Cuando la mayor parte de la gente mete la pata, se arrepiente y dicen "Soy un absoluto perdedor. Nunca funciona para mí", --dice Nathan-, autor de "Stress Management" (Manejo del estrés), un libro de auto ayuda. "Lo que ellos necesitan decir es: "Yo volveré atrás según lo planeado y tendré éxito". Nathan afirma que la gente que finalmente cumplen sus resoluciones fallan una media de 14 veces durante el año. En vez de aceptar la derrota, aprenden de sus errores, ajustan sus pensamientos, y siguen adelante. Es una lección que cualquiera puede aplicar a una resolución.

Planificar para tener éxito

Año Nuevo, nuevo tú: empieza ahora
Sé realista con tus objetivos. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

Es más probable que una persona se ciña a una resolución que tenga algún significado para ella. La Dra. Gariane Gunter, una psiquiatra que trabaja en Batesburg-Leesville, Carolina del Sur, aconseja a la gente hacer dos listas. Una lista debe contener las cosas más importantes para ti, y otra debe tener las cosas que haces durante la mayor parte del tiempo. Gunter dice que cuando la mayoría de la gente compara las listas, se da cuenta de que no ocupan la mayor parte del tiempo en las cosas más importantes para ella.

"A veces, la gente hace resoluciones al azar o en base a las tendencias o de forma algo caprichosa, lo que puede estar bien, pero algunas personas desean hacer cambios más grandes y esto es una buena manera de hacerlo", dice Gunter. "Te enseña dónde están las grietas".

El segundo paso es crear un plan detallado para cumplir la resolución, comenta la psicóloga Dra. Judith Beck, presidente del Instituto Beck, una clínica de Filadelfia que se especializa en el comportamiento cognitivo.

"Le decimos a las personas que están a dieta que no serían capaces de sentarse al piano por primera vez y tocar una hermosa pieza de música", dice Beck. "Hay habilidades que se necesitan aprender. Se necesita un profesor, lecciones y luego hay que practicar todos los días. Lo mismo ocurre cuando se establecen metas para uno mismo".

La mayoría de las personas también establecen metas que no pueden alcanzar de una forma realista. En lugar de establecer una meta de pérdida de peso de 22,5 kilos, dice Beck, podría ser más útil comer alimentos más sanos o hacer ejercicio varias veces a la semana.

"Yo solo pido a la gente que haga cambios que les permitan mantener sus vidas al día, y a algunas personas no les gusta", afirma Beck. "Llegan muy enojados porque quieren pesar como su amigo más delgado o como alguna celebridad. Pero no entienden que no es adecuado para ellos y no van a ser capaces de mantenerse a largo plazo".

Un paso cada vez

Año Nuevo, nuevo tú: empieza ahora
Prepárate primero para tu resolución. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Gunter dice que las estrategias que utilizan las personas para lograr sus resoluciones deben dividirse en simples pasos, cada uno con su propia mini resolución.

"Es como si estuvieras tratando de encontrar la manera de conducir a través del país. No acabas de entrar en tu coche y dices: "Voy a conducir a California", dice Gunter. "Tienes que averiguar cuál es el camino que sigue para llegar a la próxima carretera y la siguiente calle y luego, con el tiempo, podrás estar en California.

"Las resoluciones simples y alcanzables son importantes. Piensa en cada carretera como un paso hacia la meta más grande. Si tratamos de saltar a la meta más grande desde el principio, nos quedamos empantanados antes de que lo hagamos".

Una vez que la gente tiene un plan en marcha, debe concertar "citas" consigo mismos, dice la Dra. Maryann Troiani, una psicóloga de Mercer Systems en Barrington, Illinois, y autora de "Spontaneous Optimism" (Optimismo espontáneo). Por ejemplo, alguien que trata de hacer ejercicio debe seleccionar días específicos para trabajar fuera y marcarlos en el calendario.

"Estás haciendo un compromiso psicológico y mental contigo mismo", explica Troiani. "Si algo pasa y te olvidas de hacer ejercicio, vuelve a programar el calendario de inmediato. Eso te da el control y te hace sentir mejor y no tan derrotado si se te olvida una cita".

Por encima de todo, se requiere paciencia. Troiani dice que puede llevar hasta seis semanas de duro trabajo sentir una rutina como algo natural.

"Las personas tienden a renunciar al mes de empezar", sugiere. "Ellas dicen: 'Ya han pasado cuatro semanas y debería estar más entusiasmado y consistente'. La fuerza de voluntad no es una estrategia. Se trata de enfocar y saber que se necesita tiempo para desarrollar nuevos comportamientos".

Es útil contar con el apoyo de familiares o seres queridos que puedan actuar como animadores y solucionar problemas y pedirte que rindas cuentas de la promesa que te has hecho a ti mismo. Pero Troiani cree que no es una buena idea contarle a todos tu resolución. Recuerda a un cliente que le dijo a su madre que pensaba empezar a correr como una resolución.

"Ese fue un gran error", dice Troiani. "Su madre dijo: " No puedes hacerlo. Eres demasiado frágil. Tienes problemas de espalda'. Así que no lo hizo. Debes elegir a quién contarle tu decisión".

Troiani también cree que la gente debe esperar unas semanas durante el mes de enero para tomar una resolución.

"Si la gente comienza antes de que estén preparados, comienzan con mal pie y tú no quieres que el primer paso sea un fracaso", dice Troiani. "Hay un pensamiento mágico que la gente tiene sobre el hecho de sentirse mejor de inmediato el 1 de enero y, cuando no lo hacen, se establece un ciclo de más fallos".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles