Ansiedad por abandono

Escrito por berit brogaard | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ansiedad por abandono
La teoría del apego sostiene que los lazos emocionales entre un niño y su cuidador son cruciales para el desarrollo saludable. (boy who is angy image by Frenk_Danielle Kaufmann from Fotolia.com)

La ansiedad por abandono es el miedo a ser abandonado en una relación. Las personas con este tipo de problema tienen uno de dos estilos de inseguridad: apego por ansiedad y apego al abandono. La ansiedad por abandono se caracteriza por la necesidad de captar la atención de los demás y el miedo de que el compañero lo deje. El apego al abandono se caracteriza por una necesidad persistente para ser independiente y miedo de dependencia.

Otras personas están leyendo

Origen de la teoría del apego

La teoría moderna del apego surge a partir del trabajo de los psiquiatras John Bowlby y Mary Ainsworth en el siglo XX. Ambos investigadores fueron influenciados por el psiquiatra austríaco y fundador del psicoanálisis Sigmund Freud. En uno de los primeros estudios empíricos de Bowlby, examinó a 44 niños en la London Child Guidance Clinic que no podían enfrentar afecto y empatía. En todos los casos, la falta de afecto estaba basada en la deprivación o abandono maternal. En los años 1950 Ainsworth se unión al equipo de investigación de Bowlby y juntos examinaron numerosos casos de abandono de niños y deprivación del afecto, que culmina en lo que se conoce como la "teoría del apego".

Definición

Según Ainsworth, el apego es un lazo de afecto fuerte que une a dos individuos emocionalmente y que continúa con el tiempo. La teoría del apego sostiene que estos lazos emocionales entre las personas son cruciales para el desarrollo mental, social y emocional saludable. El período de tiempo crucial para este desarrollo son los primeros seis años de la niñez. Para que se logre un desarrollo saludable de un niño, él y su cuidados deben formar un enlace en el cual el cuidador le ofrece un ambiente seguro al niño y le muestra afecto y apoyo emocional. Estos primeros apegos constituyen la base para las futuras relaciones interpersonales.

Abandono temprano

El terapeuta familiar de California, Daniel Sonkin, afirma que los eventos y afecciones como divorcio, enfermedad o incapacidad de expresar afecto pueden interferir con o interrumpir el proceso de enlace natural entre el niño y su cuidador. Cuando un cuidados no responde o no puede responder de forma afectiva a los miedos de un niño, éste crece en una de dos formas. Puede continuar buscando el afecto y creando los lazos que faltaron en su niñez, o puede convertirse en alguien excesivamente independiente, que desconfía de otros y tienen miedo intenso de depender de otros. Los expertos en relaciones, Gwendolyn Stevens y Sheldon Gardner afirman que cómo se desarrollan los niños abandonados depende de qué estilos son más efectivos para él y de la severidad del abandono.

Apego al abandono

Las personas cuyo miedo al abandono se ha traducido en apego al abandono se alejan y evitan el afecto en sus relaciones así como también evitan mantener relaciones comprometidas. Generalmente prefieren sexo casual que no tiene ningún impacto emocional. El psiquiatra Paul Ciechanowski, de la University of Washington, afirma que las personas que temen ser abandonadas se alejan de todas las conexiones emocionales profundas con otros y corren riesgo de desarrollar enfermedades que ponen en peligro la vida. En un estudio, Ciechanowski y sus colegas descubrieron que los diabéticos que demostraban un estilo de apego al abandono tenían vidas significativamente más cortas que las personas diabéticas que no tenían miedo de llegar.

Ansiedad por apego

Las personas cuyo miedo al abandono se traduce en co dependencia y miedo de que las parejas los dejen pueden ser renuentes a comenzar relaciones comprometidas a largo plazo, pero una vez que comienzan una, se unen profundamente a la otra persona y estarán excesivamente preocupadas por la posibilidad de que la relación se termine. Según el psicólogo Chris Frale, de la University of Illinois, las personas que temen al abandono están en sintonía con las expresiones emocionales de los otros. Frasley mostró cómo personas con diferentes estilos de apego reaccionan a cambios faciales y descubrió que las personas con ansiedad por apego eran intérpretes más exactos a la comunicación no verbal, pero sólo cuando tenían el tiempo necesario para tomar una decisión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles