¿Cómo puedo saber si mi antena parabólica está defectuosa?

Escrito por richard asmus | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo puedo saber si mi antena parabólica está defectuosa?
Una antena parabólica tiene un amplificador en la bocina de alimentación. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Si no estás consiguiendo una imagen de tu conexión por satélite, determina la condición de tu antena parabólica, lo que requiere de un proceso de eliminación. El amplificador/convertidor descendente situado en el cuerno de alimentación de la antena puede estar defectuoso, pero para probarlo requieres llevarlo a un taller de reparaciones. Antes de hacerlo, debes eliminar todas las otras posibilidades para evitar pérdidas innecesarias de tiempo y de gastos. Debes suscribirte a un servicio de satélite y tener un receptor para recibir una señal.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Enciende el receptor de satélite y la televisión. Asegúrate de que el selector de entrada del televisor esté listo para la entrada en la que estés conectado. Si no ves una imagen en absoluto, verifica los cables entre el receptor y el televisor. Si están bien y todavía no ves una imagen en absoluto, tu receptor está defectuoso y debes arreglarlo antes de que puedas revisar tu plato. Si aparece una advertencia de que no tienes señal de recepción, el receptor está bien y puedes continuar con la examinación.

  2. 2

    Mira afuera al clima. Una fuerte tormenta entre el plato y el satélite puede causar una pérdida temporal de señal, a pesar de que no pueda estar lloviendo donde se encuentre el plato. Si hay una tormenta, espera hasta que pase.

  3. 3

    Mira a tu antena parabólica para ver si es posible que haya sido movida de su posición por un viento fuerte o un objeto que cayó. Si el plato parece estar fuera de posición pero no está roto, llama a tu compañía de satélite para hacer que lo alinee. Si éste o la bocina de alimentación están doblados o rotos, el plato está defectuoso. Mira desde el plato en la dirección al satélite para asegurarte de que no haya árboles crecido en el camino, o de que las nuevas viviendas o edificios hayan bloqueado la señal.

  4. 4

    Mira la tapa de la bocina de alimentación para ver si está rajada o quebrada. El agua o la humedad pueden ingresar y dañar el LNB. Algunos tienen una cubierta transparente que puede mostrar la condensación en el interior lo que podría provocar un fallo.

  5. 5

    Revisa las conexiones de los cables en el receptor y en el plato. Quítalos y busca un conductor central doblado o roto, un conector dañado que no tenga una conexión a tierra o suciedad o corrosión que puedan bloquear la señal. Vuelve a colocar los conectores defectuosos o llama a tu compañía de servicio de satélite para hacerlo.

  6. 6

    Examina el cable para ver si hay cortes, roturas o aplastamiento. Síguelo en toda su longitud y mira con cuidado. Un cable aplastado podría tener el conductor central en cortocircuito con el escudo y bloquear la señal. Si los cables y el receptor están bien, y el plato está correctamente alineado y no físicamente dañado o bloqueado, es probable que tengas un LNB defectuoso en tu plato y tendrá que ser reemplazado.

Consejos y advertencias

  • Si el plato está en un lugar difícil o peligroso de acceso, llama a tu compañía de satélites para hacer la inspección. No tomes riesgos innecesarios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles