Antiguas casas mesoamericanas

Escrito por sarah clark | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Antiguas casas mesoamericanas
El Imperio Azteca es una parte de la rica historia de Mesoamérica. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Mesoamérica es la región que consiste en la actual Belice, Guatemala, centro y sur de México, Honduras y El Salvador. Esta parte del mundo es conocida por su rica historia cultural. Tres de las más conocidas civilizaciones que ocuparon esta región antes que los europeos llegaran al Nuevo Mundo fueron los olmecas, los mayas y los aztecas. Estas civilizaciones dejaron grandes templos de piedra y estatuas. La mayoría de las casas no han sobrevivido hasta nuestros días, aunque la arqueología y la historia cultural han ayudado a informarnos sobre estas estructuras.

Otras personas están leyendo

Cuevas y estructuras temporales

Los grupos prehistóricos que vivían en la Mesoamérica antes de la aparición de los imperios y los asentamientos permanentes, vivían en estructuras simples y temporales. Estas personas eran por lo general cazadores nómadas. Las personas vivían en cuevas naturales o campamentos temporales. Las estructuras que se utilizaban en estos sitios eran tiendas de campaña o cabañas de madera, pieles, barro y otros materiales naturales. La naturaleza orgánica de estas estructuras significa que muy poca evidencia arqueológica de las casas de estas personas primitivas permanece hasta hoy. La estructura exacta de estos refugios en su mayoría sólo puede ser especulada.

Casas olmecas

La civilización olmeca es una de las grandes civilizaciones antiguas de Mesoamérica. Se desarrolló y floreció entre 1200 y 400 a.C. Los olmecas son quizás más conocidos por sus enormes cabezas de piedra tallada. La gente común de esta civilización vivía en casas sencillas construidas con madera y hojas de palma. Los olmecas construyeron templos ceremoniales como edificios públicos. Estos templos tenían habitaciones especiales destinadas a los sacerdotes, los arquitectos y los artistas. Los templos y otros edificios cívicos fueron construidos a menudo en montículos de plataformas hechos de tierra sellada. Algunos montículos tenían grandes casas construidas en la cima, donde vivía la élite.

Casas mayas

La civilización maya ha existido por lo menos desde el año 2000 a.C. El Imperio Maya clásico duró de 250 a 900 d.C, aunque el pueblo sobrevivió a la disipación del imperio. Los descendientes de esta civilización indígena antigua siguen viviendo en la Mesoamérica actual. Las casas tradicionales mayas fueron construidas sobre plataformas bajas. Los pisos eran de grava cubiertos de tierra blanca, perfectamente compactada. Las paredes eran de madera cubierta de adobe y blanqueadas con cal. Los techos eran de madera cortada unidos por vigas y techadas con hojas de palma. La casa en sí era un rectángulo. Las habitaciones eran redondeadas, no tenían ventanas y las casas estaban compuestas de una sola habitación común. A veces una segunda cabaña se construía para colocar una cocina y un gallinero. Las familias nucleares construían sus casas en lotes individuales que también contenían un cementerio, una letrina, un pozo, un jardín y una simple área de lavandería techada.

Casas aztecas

El Imperio Azteca floreció entre los siglos XI y XIV d.C. Los plebeyos aztecas vivían en casas hechas de ladrillos de adobe secados al sol. Las casas eran divididas en cuatro habitaciones. Una de ellas era una zona de dormitorio designada para la familia. Otra habitación estaba reservada para la preparación. La tercera habitación era donde la familia podía comer sus alimentos. La cuarta habitación era designada como un santuario donde la familia mantenía sus dioses o ídolos tangibles para el culto. No todas las casas tenían ventanas, aquellas que sí, tenían formas rectangulares. Las casas en Tenochtitlan tenían pequeñas casas de sauna aparte de la casa principal. Estas construcciones eran circulares con una puerta baja. Un chimenea se construía a lo largo de la pared. El agua se vierte en la pared para crear el vapor que era valorado por sus propiedades curativas. La nobleza azteca tenía casas similares a las casas de los plebeyos, sin embargo, eran hechas de cal o piedra, eran más profusamente decoradas y contaban con grandes jardines.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles