Antiguos remedios caseros para los calambres

Escrito por rajrupa ghosh | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Antiguos remedios caseros para los calambres
Los hombros, las piernas, la espalda y la región abdominal son las áreas más propensas a los calambres. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

Los calambres, que son contracciones o espasmos musculares repentinos e involuntarios, pueden ser provocados por tensiones excesivas, agotamiento físico, frío, períodos menstruales o cualquier otra dolencia. Los hombros, las piernas, la espalda y la región abdominal son las áreas más propensas a los calambres. Si bien existen muchas medicinas disponibles en la farmacia que pueden brindar un poco de alivio, también dispones de ciertos antiguos remedios caseros para los calambres.

Otras personas están leyendo

Anís y alcaravea

El anís y la alcaravea pueden aliviar el dolor y el malestar que provocan los calambres. Puedes usar el anís a modo de especia para cocinar y hervir un puñado de semillas de alcaravea en un cuarto (1 litro) de agua para preparar un té.

Manzanilla y jengibre

Algunos poderosos remedios caseros para los calambres incluyen tés preparados con un cuarto (1 litro) de agua y flores de manzanilla o jengibre. Hierve 2 cucharadas de flores de manzanilla secas o una raíz de jengibre de 2 pulgadas (5 cm) en agua. Bebe el brebaje. Estas infusiones pueden reducir la inflamación, el dolor y la agitación asociados con los calambres. El té de manzanilla, si lo bebes no menos de 5 veces en una quincena, puede brindar un poco de alivio al dolor.

Frambuesas y vinagre de cidra de manzana

Prepara un té con 1 cucharadita de hojas de frambuesas rojas y una taza de agua hirviendo. Deja reposar durante unos 10 minutos. Cuela la mezcla y bebe dos veces al día para aliviar los calambres en las piernas. También puedes beber una mezcla que se prepara con 1 cucharadita de vinagre de cidra de manzana, 1 cucharadita de miel, 1 cucharada de lactato de calcio y medio vaso de agua tibia. Esta preparación puede brindar alivio al dolor asociado con los calambres.

Masajes y baños

Colocar una botella de agua caliente o una compresa eléctrica en el área acalambrada puede brindar un poco de alivio. Si se trata de tus piernas, realiza ejercicios de estiramiento para aliviar el dolor y el malestar. Usa aceites esenciales, como de romero, eucalipto o lavanda para reducir el dolor. Simplemente aplica los aceites en el área acalambrada y masajea la piel. Luego del masaje, envuelve el área con una toalla tibia y húmeda y deja en reposo media hora. Los baños calientes, en especial los que se preparan con té de manzanilla, pueden brindar alivio al dolor.

Remedios dietarios

Otro antiguo remedio casero para los calambres recomienda beber leche tibia. Bebe un vaso de leche tibia antes de acostarte. También puedes comer dos o tres plátanos al día para elevar los niveles de potasio en el cuerpo. Una dosis diaria de miel en una taza de té o café calientes brinda alivio natural a los calambres. Todos los días, intenta aumentar el consumo de alimentos tales como la leche y las frutas para suministrar abundantes cantidades de magnesio y calcio a tu cuerpo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles