Antorchas caseras

Escrito por michael jones | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Antorchas caseras
Ilumina tu jardín trasero con antorchas caseras. (Ryan McVay/Lifesize/Getty Images)

Si vas de camping o planeas tener una barbacoa en el jardín trasero a la noche, las antorchas caseras pueden evitar que tú y tus invitados caminen en la oscuridad. También puedes colocarlas en las esquinas de tu patio para mantener a los insectos y mosquitos absortos con las llamas mientras disfrutas de una adorable noche de verano libre de insectos.

Otras personas están leyendo

Materiales

Las antorchas tienen tres partes básicas: una vara o mango largo, una punta capaz de encenderse y contener la llama y una sustancia inflamable que comienza y mantiene la llama encendida. Las antorchas caseras pueden usar algodón, madera y tela en la punta y gasolina, diésel o vaselina para comenzar la llama. El tamaño de la llama dependerá de la cantidad de combustible que apliques en la punta. Mucha cantidad de combustible hará una llama grande pero arderá más rápido. Un poco menos de combustible creará una llama que dura más y es más pequeña. La cantidad de tiempo que la llama arda no depende del tipo de combustible tanto como del material que se quema. El aceite de parafina (o queroseno) es un combustible comunión de las antorchas tiki que se compran porque no produce tanto humo.

Armado

Para hacer una llama de larga duración, usa una pequeña cantidad de combustible y un material denso para la punta. Las astillas de madera o ramillas de árboles son buenas opciones. Necesitarás solo un poco de combustible para encender el fuego, y la madera arderá por largo tiempo. Envuelve la madera en un trozo de tela y colócala en la punta de una vara larga. Asegúrala a la punta con algo que no se encienda, como un sujetador de alambre. No coloques una varilla corta porque sería difícil de manejar la antorcha. En su lugar, escoge un palo de escoba o fregona u otro mango de alrededor de 4 a 5 pies (1,2 a 1,50 m) de largo.

Una vez que tengas la punta asegurada, mójala en la sustancia inflamable y enciéndela con un encendedor de carbón o un fósforo para chimeneas. No acerques demasiado tu mano a la antorcha ya que corres el riesgo de quemarte cuando la llama entre en contacto al combustible. Cuanto más alejado estés de la punta de la antorcha cuando la enciendas, mejor.

Usos

Cuando tengas la antorcha armada, puedes clavarla en el suelo y usarla para dar luz. Asegura la antorcha antes de encenderla enterrándola hasta un pie (30 cm) en el suelo. Esto será más fácil si la base de tu antorcha es en punta. No lograrás un calce muy seguro si tienes que cavar un agujero, insertar la antorcha y luego volver a llenarlo. No obstante, si esta es tu única opción, coloca rocas alrededor de la base de la antorcha para hacerla más resistente.

Dependiendo del tamaño de tu patio trasero, algunas antorchas estratégicamente ubicadas en el suelo serán suficientes para iluminar toda la zona.

Consideraciones de seguridad

Los niños pequeños no deberían jugar con las antorchas debido al riesgo de quemarse. Donde sea que planees encender la antorcha, en un camping, una fiesta en la playa o una barbacoa en el patio trasero, nunca debes dejarlas sin atender. Las antorchas que caen en una pila de hojas muertas, ramas o pasto seco pueden comenzar rápidamente un incendio peligroso. No coloques una antorcha directamente debajo de un árbol donde la llama pueda posiblemente encenderlo. La antorcha debería tener un radio de alrededor de 3 pies (90 cm) de espacio libre alrededor de ella.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles