Como aplacar forúnculos con jugo de limón

4
Ha sido de ayuda

Los forúnculos o abscesos cutáneos son una infección profunda de la piel. Existen varios tipos de forúnculos, que pueden presentarse en la cara, las axilas, la ingle y en el pliegue de las nalgas. Por lo general se forman debido a la obstrucción de las glándulas sudoríparas o folículos pilosos infectados, pero también las lastimaduras o roturas en la piel pueden infectarse y causarlos. Un sistema inmune deprimido también puede causar forúnculos porque la piel es un medio para que el cuerpo elimine toxinas. Existen numerosos remedios naturales para los forúnculos, incluyendo el uso de limón. El limón, con sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias es un tratamiento eficaz a la hora de combatir los granos.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Vierte en una olla dos tazas de agua. Lleva el agua a ebullición.

Paso 2

Cuando el agua comience a hervir, agrega dos cucharadas de jugo de limón.

Paso 3

Remoja un algodón en la mezcla. Con él, Limpia y desinfecta los granitos. Los forúnculos deben bajar considerablemente o incluso desaparecer por completo.

Consejos y advertencias

  • Otros tratamientos eficaces y naturales incluyen el uso de aceite de árbol de té, miel, aceite de ricino y las sales de Epsom. Aplica el aceite de árbol de té directamente en los forúnculos después de bañarte. La miel tibia o aceite de ricino también pueden ayudar, aplícalos y cubre la zona con un vendaje de gasa. Sumergirte en un baño con las sales de Epsom puede ayudar a tu cuerpo a deshacerse de los forúnculos (estas sales extraen las impurezas a través de la piel). Sin embargo, no hagas una inmersión de más de 15 o 20 minutos, porque pueden deshidratarte.
  • Si los forúnculos empeoran, no reducen su tamaño después de dos semanas o siguen regresando, busca atención médica. Las líneas rojas que se forman alrededor de los forúnculos pueden significar que la infección se ha introducido en el torrente sanguíneo. No intentes reventarlos o pellizcarlos.

Referencias

Recursos

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente