Cómo aplanar un patio trasero irregular

Escrito por angela ryczkowski | Traducido por pau epel
Cómo aplanar un patio trasero irregular

Aplana un patio trasero irregular quitando el mantillo y emparejando el subsuelo.

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Un patio trasero irregular con pendientes abruptas o montuoso presenta desafíos de mantenimiento y límites a posibilidades de paisajismo. Un patio sin un una pendiente adecuada también puede experimentar temas serios de drenaje y puede llevar a la inundación de un sótano o al estancamiento del agua en el patio. Para grandes y completos proyectos de patio, planifica y establece un subsuelo áspero, luego reemplaza el mantillo y vuelve a plantar vegetales en el patio como lo desees. Poco a poco las uniones o rellenos de los lugares bajos crearán una apariencia uniforme. El drenaje es un tema principal y el patio debería tener una pendiente suave lejos de cualquier estructura o contenedor de drenaje como los drenajes franceses o canales de drenaje.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Maquinaria o herramientas de excavación o movimiento de tierra
  • Estacas de madera
  • Cinta métrica
  • Hilos
  • Un nivel
  • Una apisonadora
  • Una barra de nivel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita el mantillo del patio y amontónalo para un reemplazo más sencillo luego, ya que la mayoría de los materiales toscos deberían estar junto con el subsuelo.

  2. 2

    Coloca estacas en el suelo cerca de los cimientos. Clava otra en el suelo por cada estaca a 50 pies (1,5 m) de esta última y de la casa.

  3. 3

    Estira hilos entre las estacas. Un nivel determina el nivel correcto del suelo. Un nivel de hilo es adecuado si el área planificada debiera quedar completamente plana. Sin embargo, el patio debería tener una ligera pendiente alejándose de la casa en una proporción de medio a un pie (15 a 30 cm) por cada 50 pies cuadrados (1,5 m2). Añade los hilos a las estacas más alejadas a alrededor de medio a un pie (15 a 30 cm) debajo del nivel.

  4. 4

    Añade subsuelo a los puntos bajos y quita la tierra de los puntos altos de modo que ésta toque el hilo de forma pareja.

  5. 5

    Apisona la tierra con una apisonadora de mano pero evita compactarla. Apisonar este punto ayuda a reducir el asentamiento posterior. Añade subsuelo adicional si el apisonado crea nuevos puntos bajos.

  6. 6

    Quita las piedras y otras suciedades utilizando un rastrillo de nivelación. Pásalo en líneas rectas comenzando por los cimientos y trabajando hacia abajo por la pendiente.

  7. 7

    Reemplaza el mantillo y añade otro adicional y enmiendas como sea necesario. La mayoría de los céspedes debería tener de 6 a 8 pulgadas (15 a 20 cm) de mantillo.

  8. 8

    Alisa el mantillo y revisa el nivel utilizando el método del hilo y de la estaca, realizando ajustes menores como sea necesario. Utiliza una barra niveladora para alisar la tierra.

  9. 9

    Vuelve a plantar en el área como lo desees.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media