Cómo aplicar la curva de la campana en las calificaciones

Escrito por sebastian malysa | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aplicar la curva de la campana en las calificaciones
La curva de la campana es un sistema de calificación que está diseñado para distribuir a los alumnos sus calificaciones y cumplir con un patrón deseado. (Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images)

La curva de la campana es un sistema de calificación que está diseñado para distribuir a los alumnos sus calificaciones y cumplir con un patrón deseado. Por lo general, este sistema se aplica cuando las puntuaciones de los exámenes dan resultados drásticamente inferiores a la media en la mayoría de alumnos. En estadística, calificar basándose en la curva sirve para determinar la probabilidad de la densidad en la distribución promedio de calificaciones. Por ejemplo, intenta mantener el 15% de los alumnos con la calificación A, al 70% con C o debajo de B y el otro 15% restante con D o F.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Método plano para calificar

  1. 1

    Suma todos los resultados de los exámenes; es decir, las calificaciones que en realidad los alumnos obtuvieron, y divide ese total entre el número de alumnos que presentaron el examen para encontrar el promedio de la prueba.

  2. 2

    Suma los puntos de las calificación para sacar el promedio de la prueba y obtén la media que la clase tuvo. Por ejemplo, si el promedio fue de 66% y la clase normalmente obtiene un promedio de 70%, añade un 4%.

  3. 3

    Suma los puntos de la calificación a la media de las puntuaciones brutas de cada alumno para obtener la curva deseada.

  4. 4

    Como alternativa, examina el nivel más alto en la clase y agrega un puntaje para poner el marcador al 100%. Por ejemplo, agrega un 5%, si el puntaje más alto fue de 95%. Agrega puntos de calificación para dar la máxima puntuación de 100% a cada calificación del examen.

    Reescribir y recalificar

  1. 1

    Vuelve a aplicar exámenes a los estudiantes y, en el nuevo examen, haz que vuelvan a escribir las preguntas que fallaron.

  2. 2

    Ten a la mano tanto el examen inicial como el que acaban de presentar, y califica el nuevo examen.

  3. 3

    Suma las dos calificaciones de los exámenes y divide el resultado entre dos para obtener un promedio. Premia a cada estudiante con el promedio de sus calificaciones combinadas.

  4. 4

    Como alternativa, premia a los alumnos sólo con un porcentaje por su segundo examen. Por ejemplo, si el alumno obtuvo un 72% en la primera prueba y un 95% en la segunda, premia al estudiante sólo con un 30% del nuevo examen, haciendo el siguiente cálculo: calificación del primer examen + (segundo examen - calificación del primer examen) x porcentaje otorgado. Sustituye los valores correspondientes en la siguiente fórmula para obtener el resultado: 72 + (95-72) x 0,3 = 78,9.

Consejos y advertencias

  • La nivelación de las calificaciones no es muy aceptada por algunos maestros, sin embargo, algunos resultados de los exámenes son el resultado de preguntas inapropiadas.
  • Considera las probables razones subyacentes de por qué los estudiantes podrían haber obtenido bajos resultados en el examen. Tal vez, tengas que invertir más tiempo enseñando la materia o debas cambiar tu estrategia para favorecer el aprendizaje de los alumnos en lugar de aplicar la curva de la campana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles