Cómo aplicar una inyección de heparina subcutanea

Escrito por meadow milano | Traducido por carlos f. fava

La heparina es un anticoagulante, un medicamento que licua la sangre y que se suministra por medio de una inyección. Se administra de manera subcutánea, es decir, se inyecta debajo de la piel y se aplica en la zona abdominal. Se utiliza para prevenir la formación de coágulos o para evitar que se vuelvan más grandes. Se hace en un hospital o en una unidad de cuidados intensivos por parte de médicos profesionales. La warfarina es el anticoagulante que se le da a los pacientes cuando reciben el alta del hospital, ya que rara vez se envía un paciente a su casa con una receta de heparina. La warfarina se suministra por vía oral.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aguja hipodérmica
  • Jeringa
  • Algodón con alcohol
  • Guantes de plástico o látex

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Confirma la orden del médico. Nunca administres heparina a menos que hayas confirmado al paciente correcto, la dosis y la ruta con la orden. Los errores con los medicamentos ocurren de manera frecuente y, al verificar la orden del médico, puedes reducir la posibilidad de cometer errores.

  2. 2

    Revisa el brazalete intrahospitalario del paciente para asegurarte de estar suministrando la heparina al paciente correcto. Verifica siempre la identidad del paciente y pregúntale su nombre. Si no lo haces, corres el riesgo de administrarle el medicamento al paciente equivocado.

  3. 3

    Lávate las manos. Antes de administrar cualquier tipo de medicamento, debes siempre lavarte las manos. Incluso cuando usas guantes, es importante que tus manos estén limpias. De esta manera reducirás el riesgo de contagio y de transmitir gérmenes a tus pacientes.

  4. 4

    Colócate guantes de plástico o látex luego de lavarte las manos. Esto te protegerá a ti y a tu paciente. Protege a tu paciente de los gérmenes que puedan encontrarse en tus manos y te protege a ti de salpicaduras de sangre.

  5. 5

    Limpia el abdomen del paciente con un algodón mojado con alcohol. Hazlo suavemente y no frotes el sitio con dureza. Esto ayuda a quitar gérmenes y bacterias que puedan encontrarse en la piel y evitar que se introduzcan en el torrente sanguíneo al realizar la inyección.

  6. 6

    Pellizca suavemente una porción del abdomen con tus dedos para crear un pliegue grueso de piel. Esto reducirá las posibilidades que producir un hematoma con la inyección.

  7. 7

    Pide al paciente que respire profundamente y que se relaje. Mientras se encuentre inhalando, inserta la aguja de manera perpendicular en el pliegue de piel que tienes entre tus dedos e inyecta lentamente la heparina.

  8. 8

    Suelta la piel y retira la jeringa lentamente. Presiona suavemente el lugar con una gasa con alcohol durante algunos minutos. Nunca frotes la piel luego de la inyección.

  9. 9

    Descarta la aguja en un contenedor para residuos patológicos sin volver a taparla y quítate los guantes. Lávate bien las manos.

Consejos y advertencias

  • Recomienda al personal, familiares y visitantes que traten al paciente con cuidado. La heparina es un anticoagulante y cualquier lastimadura que sufra el paciente puede causarle un hematoma o una hemorragia.
  • La heparina puede causar fuertes hemorragias. Vigila al paciente y busca signos de hemorragia tales como hematomas, nariz sangrante, encías sangrantes, sangre en la orina o en las heces y dificultad para respirar. La dificultad para respirar puede indicar una anemia causada por hemorragias internas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media