Salud

Cómo aplicar una inyección subcutánea

Escrito por meg butler | Traducido por lucia cejas
Cómo aplicar una inyección subcutánea

syringe image by Chris Bolton from Fotolia.com

Ciertos medicamentos como la insulina y la epinefrina se administran como inyección subcutánea. Estas inyecciones se administran con agujas cortas especialmente diseñadas para entrar en la capa de grasa justo debajo de la piel. Allí, el medicamento se absorbe más lentamente para dar una especie de liberación lenta de la dosis que puede ser absorbida en un período de varias horas. Estas inyecciones se pueden aplicar en la región abdominal, brazos o piernas. Si tu profesional del cuidado de la salud no te ha aconsejado sobre la mejor ubicación para que te puedas inyectar el medicamento, consulta nuevamente para ayudarte a seleccionar el lugar óptimo para tus inyecciones.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Jabón
  • Agua
  • Aguja
  • Medicación
  • Algodón con alcohol
  • Algodón con yodo
  • Gasas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lávate bien las manos con agua y jabón durante por lo menos 30 segundos.

  2. 2

    Prepara tus elementos y elabora el medicamento si es necesario. Comprueba que has medido la dosis correcta antes de continuar.

  3. 3

    Destapa la aguja y ten cuidado de no tocarla.

  4. 4

    Usa un algodón con yodo o alcohol para limpiar el sitio de la inyección. Pásalo con un movimiento circular. Comienza en el punto de inyección previsto y luego hacia el exterior para sacar las bacterias. Deja que el sitio se seque al aire.

  5. 5

    Sostén la aguja con la mano como si fuera un dardo.

  6. 6

    Forma un montículo de piel en donde vas a inyectar, apretando la piel hacia arriba con el pulgar y el dedo índice de la mano opuesta.

  7. 7

    Empuja la aguja hasta el fondo de la piel en la parte superior del montículo en un ángulo de 90 grados. Debes insertar la aguja en un movimiento rápido. No la deslices lentamente. Tampoco la apuñales.

  8. 8

    Suelta la piel pellizcada. Luego, usa la mano para estabilizar la jeringa con su base cerca de la piel.

  9. 9

    Empuja el émbolo hacia abajo con la mano que diste la inyección. Empuja lenta y constantemente. Según el Instituto Nacional de Salud, se debería tomar alrededor de 5 segundos para administrar la mayoría de las inyecciones.

  10. 10

    Presiona una gasa pequeña contra el punto en donde se inserta la aguja en la piel mientras tiras de ella (para evitar que la piel se desprenda y cause molestias). Deja la gasa sobre la herida durante unos segundos. Es normal si ves un poco de sangre. Es posible que hayas roto sin querer un vaso sanguíneo.

Consejos y advertencias

  • Si estás inyectando a un niño o el sitio de inyección tiene poca grasa disponible, inserta la aguja en un ángulo de 45 grados.
  • Si el profesional de la salud te ha aconsejado que veas si hay sangre antes de inyectar, luego del paso 8, tira del émbolo un poco y examinar el líquido de la jeringa. Si no ves sangre, sigue al paso 9. Si ves sangre, extrae la jeringa, descártala junto con la medicación ahora contaminada y vuelve a empezar desde el paso 1.
  • No inyectes en repetidas ocasiones el mismo lugar. Cada sitio de inyección debe estar al menos una pulgada de distancia de la anterior. Muévete palmo a palmo sobre el área hasta que hayas agotado todos los sitios. Luego, pasa a otro miembro o empieza de nuevo en el primer sitio. O rota de una extremidad a otra (este método es especialmente exitoso con los niños).
  • No inyectes sobre la piel quemada, rojiza, inflamada o hinchada.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media