Cómo aplicar inyecciones intramusculares en el brazo

Escrito por tiffany bennett | Traducido por enrique pereira vivas
Cómo aplicar inyecciones intramusculares en el brazo

syringe image by NatUlrich from Fotolia.com

Una inyección intramuscular inyecta de manera profunda la medicina en la capa muscular en lugar hacerlo debajo de la piel. Aunque el pensamiento común de la gente al administrar una inyección intramuscular pueda ser un poco de miedo, posiblemente sea una parte importante del tratamiento de muchas condiciones de la salud. Con un poco de práctica, este sencillo procedimiento puede llegar a ser realizado naturalmente. La comprensión de la técnica para realizar una inyección IM es el primer paso para conquistar tu miedo y aprender a hacerlo bien.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toallita de alcohol
  • Gasa estéril
  • Agujas y jeringuillas
  • Los medicamentos que se van a inyectar
  • Guantes
  • Vendaje

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Reúne los elementos antes mencionados para que estén cerca cuando los necesites.

  2. 2

    Elige el mejor brazo para administrar la inyección. Elige un sitio donde colocarla que esté libre de cicatrices, golpes y otras irritaciones de la piel. Dale a la inyección el músculo deltoides del brazo, y no las áreas grasas circundantes.

  3. 3

    Lávate bien las manos y colócate unos guantes.

  4. 4

    Limpia el área donde se inyectará el medicamento con una toallita con alcohol. Deja que la piel se seque naturalmente, ya que soplarla o abanicarla dirigirá las bacterias a la zona.

  5. 5

    Quita la tapa de la aguja, e insértala en el vial del medicamento. Pon el vial boca abajo y extrae la cantidad prescrita de líquido en la jeringa. Elimina las burbujas de aire apuntando la aguja hacia arriba y agitando suavemente el lado de la jeringa. Presiona el émbolo lentamente hasta que las burbujas de aire salgan de la jeringa. Coloca una nueva aguja en la jeringa después de este paso para que la aguja esté afilada para la inyección, si lo deseas.

  6. 6

    Sujeta la jeringa con tres dedos, de la forma que lo hicieras si fuera un lápiz. Presiona suavemente hacia abajo con la otra mano y extiende la piel de la zona que vas a inyectar.

  7. 7

    Inserta la aguja en la piel en un ángulo de 90 grados con un movimiento rápido como de dardo, de manera que perfore la piel con facilidad. Un movimiento de empuje a cámara lenta, hace que el proceso sea más doloroso. Sabrás que la aguja se ha insertado plenamente cuando ya no esté visible.

  8. 8

    Sostén la jeringa en su lugar, y suelta cuidadosamente la piel con tu otra mano. Usa tu mano libre para tirar del émbolo de la jeringa un poco hacia atrás. Si hay sangre en la jeringa, retira la aguja y empieza de nuevo. Procede al siguiente paso si está libre de sangre.

  9. 9

    Inyecta el medicamento con una presión constante. Cuando la jeringa esté vacía, retira rápidamente la aguja.

  10. 10

    Sostén un pedazo de gasa contra el sitio de la inyección, a continuación, cubre la zona con un pequeño vendaje.

  11. 11

    Desecha la aguja correctamente.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media