Cómo aplicar pátinas tradicionales en hierro y acero

Escrito por heather montgomery | Traducido por ana grasso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aplicar pátinas tradicionales en hierro y acero
Haz que el acero y el hierro se vea viejo con la aplicación de pátinas. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las pátinas tradicionales son una mezcla de químicos que se pintan sobre una superficie de metal para crear una apariencia antigua. El acero y el hierro son dos metales comunes a los que los escultores aplican pátinas para cambiar el color de la superficie. Mientras que las pátinas más modernas están hechas sin la utilización de ácidos, las tradicionales están basadas en ácidos y pueden causar que el óxido aparezca sobre el hierro y el acero. Esto le dará a tu metal una apariencia rústica.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel de lija de grano 120
  • Acetona
  • Trapo
  • Guantes resistentes a químicos
  • Gafas protectoras
  • Una lona
  • Acero o hierro
  • Pistola de calor, soplete o secador de pelo
  • Pátina tradicional (en base de ácido)
  • Brocha
  • Botella atomizadora
  • Laca

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lija la superficie entera con papel de lija de grano 120. Limpia el residuo con un trapo húmedo con acetona. Permite que la acetona se evapore.

  2. 2

    Ponte guantes resistentes a químicos y gafas para protegerte de la pátina en base de ácido.

  3. 3

    Coloca una lona sobre una superficie plana, coloca el metal sobre la lona.

  4. 4

    Utiliza una pistola de calor, soplete o secador de pelo para calentar la superficie del metal hasta 200 grados Fahrenheit (93 grados Celsius). Para probar la temperatura correcta deja caer agua sobre la superficie de metal, si el agua chisporrotea y se evapora, el metal está lo suficientemente caliente.

  5. 5

    Aplica una capa de pátina en la superficie del metal con una brocha. Deja que la pátina se asiente por al menos una hora. No permitas que el metal entre en contacto con agua o lluvia.

  6. 6

    Recalienta el metal para oscurecer el color de la pátina.

  7. 7

    Llena la botella atomizadora con acetona. Rocía la superficie entera del metal con acetona. Permite que la acetona se evapore.

  8. 8

    Utiliza una brocha para aplicar una capa de laca para proteger la pátina. Deja que la laca se seque completamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles