Cómo aplicar pintura en polvo

Escrito por john albers | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aplicar pintura en polvo
La aplicación de pintura en polvo.

La pintura en polvo es un proceso por el cual un polvo o pigmento es aplicado a la superficie de un objeto para crear una capa de color que es más brillante, gruesa y mucho más resistente que la pintura tradicional. Involucra el uso de un polvo seco que es rociado en la superficie limpia del objeto en cuestión. El polvo se sujeta por medio de una carga electrostática impartida por la pistola especializada de aerosol que es utilizada. El polvo está hecho de un polímero térmico especial, que responde al calor. Cuando el polvo es horneado, reacciona con los otros grupos químicos en el polímero del polvo e incrementa el peso molecular y mejora las propiedades de rendimiento del material, creando una capa uniforme y lisa de pigmento. Este proceso es utilizado principalmente en metales debido a las altas temperaturas a las cuales debe secarse el polvo. Uno de los lugares más comunes donde podemos ver pintura en polvo es en objetos de aluminio procesado y electrodomésticos al igual de partes de automóviles y motocicletas. Esta es una guía sobre cómo aplicar la pintura en polvo a un objeto de metal.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pistola Corona
  • Pintura en polvo
  • Horno secador de convección
  • Gafas protectoras
  • Compresor de aire
  • Cadena y cabrestante
  • Cable a tierra con clips de lagarto
  • Pistola de chorro de arena
  • Respirador
  • Lugar de trabajo grande y abierto
  • Partículas para chorro de arena
  • Escoba

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza colocando el objeto de metal en una cadena y levantándolo del suelo con el cabrestante. Esto es efectivo para objetos grandes de metal de hasta varios cientos de kilogramos de tamaño. Si deseas pintar con polvo un objeto más grande deberá ser desensamblado y luego colgado. Antes de que puedas comenzar a cubrir el objeto primero debes limpiarlo de todos los materiales superficiales: sarro, aceite, grasa, óxido, etc. Para hacer esto puede sumergir el objeto en varios baños químicos, pero el tamaño de estos baños y su costo lo hace un método ineficiente. Una mejor opción es la limpieza con chorros de arena.

  2. 2

    Colócate tu respirador y gafas de seguridad primero. Luego conecta tu máquina de chorros de arena a tu compresor de aire. Asegúrate primero de llenar la reserva de la máquina con las partículas especiales y luego de rociar profundamente cada superficie del objeto de metal colgante.

  3. 3

    Limpia el área con una escoba antes de continuar más allá para asegurarte de que hayas quitado todas las partículas del chorro de arena del suelo. Si estás trabajando afuera no necesitarás hacer esto. Tampoco podrás recolectar el exceso de polvo que esté alrededor una vez que hayas terminado. La razón para hacer esto es que, si reciclas la pintura en polvo sin usar, no querrás que se mezcle con los granos abrasivos del material para limpiar.

  4. 4

    Desconecta tu pistola de chorro de arena y colócala a un lado. Conecta la pistola corona a tu compresor de aire, asegurándote de conectar su cable eléctrico si tienes un modelo que no usa baterías. Esta pistola necesita tener electricidad mientras funciona para que pueda impartir una carga electrostática al polvo. Llena la reserva de a pistola con pintura en polvo y asegúrate de mantener tus lentes y respirador puestos. Sujeta el cable a tierra a la cadena que sostiene tu objeto de metal para no crear un punto en el objeto que estarás cubriendo. Simplemente rocía la superficie del objeto en chorros cortos y barridos como si estuvieras usando pintura en aerosol para cubrir uniformemente el objeto.

  5. 5

    Mece el cabrestante hacia el horno de secado y baja el objeto de metal dentro de él. Quita la cadena y cierra el pasador del horno. Coloca el horno a 400 grados F (205º C) y cocina el objeto por 10 minutos para permitir que la pintura se seque. Abre el pasador y deja que el objeto se enfríe por algunos minutos más antes de reconectarlo a la cadena y sacarlo del horno.

  6. 6

    Regresa a tu área de trabajo y barre el exceso de polvo para que pueda ser reutilizado en otro momento.

Consejos y advertencias

  • Existen muchas ventajas de usar el proceso de pintura en polvo en oposición a la pintura líquida tradicional. El exceso de polvo que no se ha pegado al objeto puede ser barrido y reutilizado. Estos no producen residuos tóxicos y no dañan el medio ambiente. El costo de una línea de pintura en polvo a gran escala es mucho menor que el de una línea grande de pintura líquida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles