Aprende la forma correcta de plantar y abonar ajos

Escrito por willow sidhe | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Aprende la forma correcta de plantar y abonar ajos
Flores en un cultivo de ajos. (Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images)

El ajo es una planta perenne de la familia de la cebolla, conocida por la mayoría de la gente como especia culinaria. Proviene de Asia, pero puede ser cultivada en las regiones templadas de todo el mundo. El ajo es fácil de plantar y cultivar, pero requiere un régimen estricto de abonado para asegurarse de que recibe las sustancias nutritivas apropiadas. Se trata de una especie muy "glotona", que consume con rapidez los nutrientes de la tierra, incluso siendo ésta muy rica. Si mantienes los bulbos de ajo bien fertilizados y utilizas las técnicas adecuadas para su cuidado, obtendrás una abundante y saludable cosecha de ajos en los meses de verano.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Compuesto orgánico
  • Un motocultor para jardín
  • Harina de sangre

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Para cultivar los ajos, elige un lugar que reciba de cuatro a seis horas de luz solar directa cada día. Extiende una capa de una pulgada (2.5 cm) de compost orgánico sobre el sitio de plantación y, con la ayuda de un motocultor para jardín, incorpóralo al suelo para incrementar su fertilidad y favorecer el drenaje.

  2. 2

    Planta los ajos de marzo a abril para que las plantas puedan desarrollarse por completo antes de la cosecha. Cava un hoyo de alrededor de una pulgada (2.5 cm) de profundidad y pon en él un diente de ajo con la punta hacia arriba. Separa los dientes aproximadamente 3 - 5 pulgadas (7.5 - 12.5 cm) para dejarles suficiente espacio para que se desarrollen.

  3. 3

    Utiliza harina de sangre, un fertilizante orgánico rico en nitrógeno, para abonar los ajos a principios de primavera, poco después de la plantación. Mézclala con la tierra al lado de cada planta de ajo para evitar que el nitrógeno la queme. Utiliza la dosis recomendada por el fabricante.

  4. 4

    Para estimular aún más su crecimiento, vuelve a nutrir las plantas a finales de mayo, cuando los dientes de ajo comiencen a hincharse. Esparce la harina de sangre por el lugar de plantación para asegurar una distribución uniforme. Con el fin de obtener el mejor resultado, utiliza ½ taza de harina por cada 5 pies cuadrados (0.5 m²) de suelo.

  5. 5

    Al año siguiente, planta los ajos en una localización distinta, ya que el sitio anterior se habrá quedado falto de nutrientes. Elige una zona donde no se haya cultivado el año anterior para asegurarte de que el suelo es bastante fértil para cultivar ajos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles