Salud

Cómo aprender a flotar y nadar

Escrito por genevieve van wyden | Traducido por ehow contributor
Cómo aprender a flotar y nadar

Comstock Images/Comstock/Getty Images

El verano, con su calor, sus días de descanso y sol, invita a niños y adultos por igual a refrescarse en una piscina. Si tu niño no sabe nadar, enséñale los conocimientos básicos para flotar y moverse en el agua con seguridad y para que pueda divertirse con sus amigos. Si no sabes nadar, pídele a alguien que te enseñe los conocimientos básicos, no sólo para aprender a nadar, sino para protegerte en aguas profundas o cerca de ellas.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Chalecos salvavidas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ayuda a tu niño a aprender a dominar su miedo al agua. Debido a que el agua en una piscina es más profunda, tu niño puede tener miedo de poner su cara en el agua o miedo a dejarse llevar por la misma y aprender a dejar que su cuerpo flote.

  2. 2

    Métete a la piscina con tu hijo y anímalo a que se dé vuelta y quede de frente a los escalones de la piscina. Muéstrale cómo agarrar los escalones de la piscina con las dos manos, luego estira sus piernas para que quede boca abajo en el agua. Deja que mantenga la cabeza afuera del agua.

  3. 3

    Demuéstrale a tu hijo cómo debe sumergir la cara en el agua y mantener la respiración. Mantén la respiración durante cinco segundos y luego levanta la cabeza. Es posible que tengas que repetir este paso más de una vez para que tu hijo aprenda que no hace ningún daño poner la cara en el agua. Una vez que entienda esto, anímalo a poner su cara en el agua y cuenta hasta cinco en voz alta. A medida que se acostumbra, aumenta gradualmente el tiempo que él mantiene la cara debajo del agua hasta llegar a los 10 segundos.

  4. 4

    Toma con tus manos las manos de tu hijo. Empújalo suavemente en el agua, moviéndolo despacio para que se acostumbre a la sensación de moverse en el agua. A medida que lo vas empujando, anímalo a poner su cara en el agua.

  5. 5

    Muéstrale cómo moverse en el agua empujándolo desde el escalón y haciendo que flote hacia ti. Tu hijo debe tener la cara sumergida en el agua mientras se dirige hacia ti. Una vez que se acostumbra, muéstrale cómo moverse solo pateando. Demuéstrale cómo mover sus piernas para que bata sus pies en la superficie del agua.

  6. 6

    Haz que tu hijo use un chaleco salvavidas y déjalo descansar en tus brazos mientras que ambos están en el agua. Permite que se acostumbre a esta posición antes de dejarlo solo. Una vez que esté acostumbrado a estar de espaldas, deja que el cuerpo se vaya pero sigue sosteniendo su cabeza. Hazle saber cuándo dejarás de sostenerle la cabeza, luego quita la mano durante cinco segundos por vez.

  7. 7

    Enséñale a tu hijo a mover los brazos para nadar mientras está acostado boca abajo en el agua. Ponte frente a él a una corta distancia y demuéstrale el movimiento del brazo. Debe mover de a uno sus brazos desde los hombros y empujar sus manos, con las palmas hacia abajo, a través del agua, luego empujar hacia atrás y sacar las manos a la altura de la cadera. Deja que tu hijo practique este paso hasta que se sienta a gusto con el movimiento con la cara afuera del agua. Anímalo a que inhale mientras tenga la cara fuera del agua y que exhale cuando su cara esté inmersa. Luego, cuando su mano sale del agua, su cara vuelve a salir del agua para respirar.

  1. 1

    Párate en la parte baja de la piscina mientras te agarras al borde. Mantén la respiración, sumerge tu cara y cuenta hasta cinco, luego saca tu cara del agua. Continúa con este ejercicio hasta que no tengas miedo de dejar tu cara en el agua.

  2. 2

    Agárrate al borde de la piscina, recuéstate de modo que mires al cielo y deja que tus piernas floten en el agua. Sigue agarrando el borde de la piscina hasta que te sientas cómodo flotando de espalda.

  3. 3

    Sumerge tu cara en el agua, agárrate al borde de la piscina y deja que tus piernas floten hasta que tu cara esté primera en el agua.

  4. 4

    Posiciona tu cabeza para que tu cara no esté en el agua. Mueve tu mano hábil hacia abajo por el agua, primero la palma. Mientras que esta mano sale del agua, repite el movimiento con el otro brazo. Mantente cerca del borde de la piscina mientras practicas el movimiento con los dos brazos para ayudarte a deslizarte por la piscina.

Consejos y advertencias

  • Si tú o tu niño tienen una alta cantidad de grasa corporal les será más fácil flotar que si tuviesen más músculo. Si eres muy flaco te será más difícil flotar.
  • Nunca dejes solo a un niño en la piscina. Siempre tiene que haber un adulto presente cuando los niños juegan en la piscina.
  • Si eres un adulto aprendiendo a nadar, pregúntale a otro adulto si puede estar presente mientras practicas. No nades solo hasta que no estés más seguro de tu habilidad para nadar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media