¿Cómo aprender de manera más eficiente?

Escrito por derek m. kwait | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo aprender de manera más eficiente?
Los poderes del cerebro son increíbles y puedes aprender a usarlos con sabiduría. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Entre los periódicos, las revistas, Internet, los carteles publicitarios, los teléfonos, la televisión y radio, la cantidad de información que una persona encuentra en un día determinado es asombrosa. Y el aluvión de material puede llegar a ser abrumador, haciéndole difícil a la persona discriminar entre una buena información y una mala. Pero al igual que podemos entrenar nuestros músculos, el cerebro puede desarrollarse, fortalecerse y le puedes enseñar a aprender de manera más eficiente, logrando una mejor atención, una comprensión más profunda y una mejor memoria sobre la información aprendida.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Determina tu estilo de aprendizaje. Los estudiantes visuales constituyen el 65 por ciento de la población y aprenden mejor viendo la información, el 35 por ciento de las personas son estudiantes auditivos que aprenden mejor escuchando. El cinco por ciento restante son aprendices táctiles que prefieren un enfoque práctico para el aprendizaje. Ten en cuenta cuál de los métodos de enseñanza ha funcionado mejor para ti en el pasado y trata de complementar los materiales de aprendizaje con medios adecuados para tu tipo, tales como tablas y gráficos para estudiantes visuales o conferencias descargables para estudiantes auditivos.

  2. 2

    Prueba nuevos métodos de aprendizaje. Si bien cada uno tiene sus puntos fuertes, el cerebro se nutre de la novedad. Encontrar de vez en cuando un nuevo método de aprendizaje, especialmente uno que vaya contra de tu estilo de aprendizaje más natural, como lo es para un estudiante visual escribir las cosas o para un aprendiz auditivo los gráficos de dibujo, evitará que te conviertas en alguien demasiado dependiente de un único método de aprendizaje y te preparará mejor para esos momentos en que no puedas utilizar tu método de aprendizaje natural.

  3. 3

    No te quemes las pestañas. La calidad del estudio significa algo más que cantidad, ya que pasar pegado estudiando durante seis horas la noche antes de un examen o de una presentación no es tan efectivo como estudiar una hora cada día durante una semana o un mes para revisar el material. Esto no sólo te permitirá revisar durante más tiempo el material, sino que este método de bajo estrés te permitirá absorber la información a tu propio ritmo.

  4. 4

    Comprométete con tu aprendizaje. En lugar de simplemente sentarte allí durante las clases, trata de ser un participante activo en el aprendizaje, tomando notas, haciendo preguntas, pensando en los problemas de la información y hablando con el profesor después de clase. La ser un participante activo en el aprendizaje harás que toda tu mente y tu cuerpo se involucren, haciéndolo más emocionante, más significativo y más divertido.

  5. 5

    Usa lo que has aprendido. Si la información es útil, es significativa y, por lo tanto, tiene más posibilidades de ser recordada. Si has aprendido nuevas palabras, trata de usarlas en una frase. La próxima vez salgas en grupo, trata de observar alguna nueva teoría de las ciencias sociales que hayas aprendido. Lleva nuevos datos sobre historia la próxima vez que veas a tu amigo que es fanático de la historia. Mientras más ensayes y uses la nueva información aprendida, mejor se quedará contigo.

  6. 6

    Cultiva una actitud positiva. De acuerdo con el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania, mantener una actitud optimista y positiva hacia el aprendizaje genera curiosidad, amor por el aprendizaje y creatividad, lo que se traduce en calificaciones más altas y menos depresión. Estos sentimientos positivos se pueden crear a través de ejercicios, tales como concentrarte y usar tus fortalezas personales y haciendo una lista de las cosas buenas que te han pasado durante la semana y reflexionando sobre su significado.

  7. 7

    Establece metas realistas. Alcanzar las metas aumenta la autoestima, y el tener un objetivo claro por el cual trabajar te hace acercarte al material de aprendizaje con enfoque y determinación. Trata de mantener establecidos nuevos y más difíciles objetivos después de haber alcanzado el primero. Por ejemplo, si estás haciendo agua en álgebra, convierte en un objetivo conseguir una B- en la próxima prueba. Una vez hecho esto, pon en tu mira lograr una B+ y, a continuación, una A.

  8. 8

    Cristaliza tus pensamientos en relación a lo que has aprendido escribiendo sobre ello. Este escrito no tiene que tratarse de ninguna obra profunda, sino de algo que te ayudará a meditar sobre la nueva información, asociarla con lo que ya sabes y tal vez puedas verla con otros ojos y entenderla de otra manera.

  9. 9

    Encuentra un compañero de estudio o tutor. Tu tutor es como tu entrenador personal para aprender. Más que un amigo, un buen tutor se sentará contigo, observará tu trabajo, te dará una retroalimentación honesta y responderá a cualquier pregunta que puedas tener. Este no tiene que ser necesariamente un experto que te cobre por hora por sus servicios. Es importante que tu compañero sepa lo que estás haciendo y que ninguno pierda tiempo con una charla ociosa.

  10. 10

    Elimina las distracciones. Apaga el teléfono, el televisor y el reproductor de MP3 y deja espacio para enfocarte en la tarea en cuestión. El silencio te distraerá al principio, pero con el tiempo verás el poder de concentrarte con toda tu atención en una tarea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles