Cómo aprender a nadar de forma segura

Escrito por ehow contributor | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aprender a nadar de forma segura
Nadar con seguridad significa tomarlo con calma. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

Si bien la natación es un gran ejercicio para todo el cuerpo, no es fácil para algunas personas. Ya sea que estés ayudando a tu hijo a aprender a nadar o seas un adulto con miedo al agua, la clave para nadar con seguridad es aclimatarse al agua y comprender algunos de los componentes de seguridad integrados en el cuerpo humano.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Siéntete cómodo en el agua. Escoge un lugar donde no haya olas y donde la profundidad sea bastante uniforme. Es probablemente más seguro comenzar en un lugar con un socorrista. Otra medida de seguridad buena es nadar con un compañero, quien se dará cuenta si llegas a tener problemas. Un truco fácil para acostumbrarte a la sensación del agua en la cara es soplar burbujas en ella. También puedes soplar pelotas de tenis de mesa a través de una bañera.

  2. 2

    Ve más profundo en el agua hasta que estés casi hasta la cabeza. Esto te permite experimentar la manera en que tu cuerpo funciona bajo el agua sabiendo que inmediatamente puedes sentirte seguro apoyando los pies. Practica caminar y mover tu cuerpo de diferentes maneras.

  3. 3

    Prepárate para sumergir la cabeza o la cara practicando contener tu aliento, cerrando los ojos y poniendo tu cara en el agua. El uso de gafas puede hacer de esto una experiencia más cómoda manteniendo el agua fuera de tus ojos y permitiéndote abrirlos bajo el agua. Si no inspiras o te mueves de repente, no debería entrarte agua por la nariz, pero si no te sientes cómodo, empieza sosteniendo tu nariz. Cuando estés cómodo con tu cara en el agua, dobla las rodillas y moja toda tu cabeza. Puedes exhalar mientras te encuentras bajo el agua y llegar a tiempo para inspirar.

  4. 4

    Comprende que tu cuerpo es naturalmente optimista. Practica flotar conteniendo la respiración y relajando tu cuerpo. Tus pies probablemente subirán y tu cabeza se doblará hacia abajo en el agua, pero tu cuerpo como un todo, no se hundirá. Esta es una gran posición para practicar, ya que puedes flotar por un tiempo bastante largo, sin gastar mucha energía. Simplemente relájate y practica levantar tu cara cada vez que necesites respirar. Trata de hacer esto sin poner los pies en el suelo, para saber que podrías hacerlo en aguas más profundas.

  5. 5

    Ten en cuenta que el resto de la natación implica utilizar varios métodos para mover el cuerpo en el agua. El estilo más básico e intuitivo de natación, la brazada de perro, es algo natural para la mayoría de la gente. Cuando te sientas cómodo flotando en el agua, trata de mover las piernas y los brazos sin tocar el suelo, y ve si puedes impulsarte hacia adelante.

  6. 6

    Patea tus piernas hacia arriba y hacia abajo rápidamente, y probablemente te encuentres avanzando con más fuerza. Gran parte del poder de la natación, sobre todo en los principiantes, tiene que ver con patear las piernas. Cuando te sientas cómodo con esta etapa, estás listo para aprender algunos movimientos específicos de la natación, como el crol o el estilo pecho.

  7. 7

    Utiliza herramientas flotantes para ayudarte con la práctica de la natación. Puedes sostener una tabla flotadora en tus manos, para ayudarte a flotar con la cabeza fuera del agua, mientras practicas las patadas. También hay flotadores que puedes sostener entre tus piernas mientras practicas los movimientos de las brazadas.

Consejos y advertencias

  • Nunca nades solo a menos que estés muy seguro de tu habilidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles