Aprendizaje de un segundo idioma: niños pequeños Vs. adultos

Escrito por jamie malone Google | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Aprendizaje de un segundo idioma: niños pequeños Vs. adultos
Tanto adultos como niños pueden aprender un segundo idioma. (father with child. autumn image by Pavel Losevsky from Fotolia.com)

Hablar un segundo idioma es una habilidad importante para todas las personas, tanto para los jóvenes como para los mayores. Desde hace tiempo se cree que los niños son más capaces de aprender una segunda lengua. En realidad, no es que los niños aprendan el lenguaje mejor que los adultos, pero los adultos y los niños aprenden el lenguaje de manera diferente. Al entender estas diferencias y hacer ajustes en el proceso de aprendizaje, todas las personas pueden adquirir un segundo idioma, sin importar su edad.

Otras personas están leyendo

Procesos difrerentes

Existen diferencias en la forma en que un cerebro adulto procesa un idioma extranjero, en comparación con el cerebro de un niño. El Dr. Paul Thompson, de la UCLA utilizó imágenes de resonancia magnética y tecnología de animación para ver qué partes del cerebro de los adultos y los niños usan cuando se aprende un segundo idioma. Lo que se encontró es que los niños utilizan una parte de su cerebro llamada "área motora profunda". El "área motora profunda" del cerebro es responsable de los procesos que no son conscientemente pensados, como cepillarse los dientes o vestirse. Para los niños, el procesamiento de una nueva lengua es una segunda naturaleza. El proceso en los adultos es una parte más activa del cerebro, lo que significa que ellos crean más conciencia sobre el lenguaje en lugar de ser intuitivos (ver referencia 1).

Diferencias de aptitud

Una razón por la que parece que los niños adquieren un segundo idioma más rápido que los adultos se debe a las diferentes normas de competencia entre los adultos y los niños. Los niños tienen un vocabulario más pequeño y es fácil aprender lo suficiente de una segunda lengua para comunicar sus necesidades. Los adultos tienen un vocabulario mucho más grande, piensan y se comunican en formas más complejas que los niños. Esto significa que se necesita más tiempo para adquirir la capacidad de comunicarse de manera efectiva en un segundo idioma. Aunque parece que los niños aprenden el lenguaje más rápido que los adultos, los adultos de hecho y los adolescentes tienen ventajas (ver referencia 2).

Pronunciación

Otra razón por la que persiste el mito de que los niños aprenden un segundo idioma más fácil que los adultos se debe a la capacidad del niño para adaptar se a la pronunciación correcta de una lengua. Es cierto que cuanto más joven el niño comienza a aprender un segundo idioma, mejor será su pronunciación. Los adultos tienen más dificultades para adaptarse a la pronunciación de una lengua extranjera y así parecer menos competente que un niño que tiene la capacidad de hablar un segundo idioma con el acento adecuado (ver referencia 2).

La edad y la habilidad de aprendizaje

Otro error común es que a medida que las personas envejecen, su capacidad para aprender una habilidad nueva disminuye. En la actualidad, las personas no pierden su capacidad de aprender a medida que envejecen. El único desafío al que un estudiante mayor se enfrenta en un segundo idioma es el debilitamiento de la visión y la audición. La pérdida de la audición en particular puede afectar la capacidad de una persona para aprender una lengua en un aula tradicional. Un adulto sano, viejo es perfectamente capaz de aprender una segunda lengua (ver referencia 3).

Métodos de aprendizaje

Dado que los niños y los adultos aprenden de manera diferente y usan diferentes partes de su cerebro para procesar el lenguaje, la manera que se les enseña un segundo idioma también debe ser diferente. Exponer a los niños a un segundo idioma en casa y en la escuela es esencial para su aprendizaje. Cantar canciones, libros de lectura y repetición de palabras extranjeras son herramientas útiles para ayudar a un niño a aprender un nuevo idioma. Los estudiantes mayores, especialmente aquellos con dificultades de audición y visión, pueden tener dificultades de aprendizaje en un aula tradicional. Trabajar con un grupo que se centre más en la comprensión del lenguaje en vez de perfeccionar la pronunciación, e integrar nuevos conceptos en los adultos con las preexistentes estructuras cognitivas ayudará al alumno a tener mayor éxito.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles