Cómo hacer arcilla casera con harina

34
Ha sido de ayuda

Tú puedes hacer arcilla casera de forma sencilla empleando artículos de uso diario que ya tengas almacenados en la alacena de tu cocina. Dado que esta arcilla es totalmente natural, puedes usar tus cortadores de galletas para darle formas divertidas que los niños puedan decorar con pinturas acrílicas pegamento con brillo.

flour image by AGphotographer from Fotolia.com

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

En un tazón grande mezcla lentamente 6 tazas de harina, 2 tazas de agua, 1 taza de sal y 2 cucharaditas de aceite vegetal. Mezcla y amasa hasta que obtengas una consistencia similar a la de la masilla.

Paso 2

En este punto agrega colorante para alimentos en la arcilla. Puedes desprender pedazos de arcilla para hacer varios colores diferentes de una misma fuente. Agrega el colorante para alimentos de forma lenta y mézclalo con la arcilla completamente antes de añadir más colorante, algunos de los pigmentos más oscuros solamente requieren una o dos gotas.

Paso 3

Comienza a usar la arcilla de inmediato, o si es demasiado suave para conservar las formas, refrigérala durante un par de horas para hacerla más firme.

Paso 4

Seca con aire los objetos de arcilla (esto puede tardar varios días) u hornéalos en una bandeja para galletas durante una hora a 300 grados Fahrenheir (149 grados celsius).

Paso 5

Guarda las sobras de la arcilla en el refrigerador. Simplemente humedécela con agua y colócala en una bolsa de plástico.

Consejos y advertencias

  • Agrega lentamente el agua para asegurarte de que la mezcla no se vuelva demasiado aguada. De ser así, espolvorea un poco más de harina.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente