¿Por qué me arden las lentes de contacto?

Escrito por brittany mccomas | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué me arden las lentes de contacto?
Las lentes de contacto pueden causar condiciones serias que requieren el tratamiento de un médico. (red eye image by Ken Marshall from Fotolia.com)

Las lentes de contacto son lentes delgadas, hechas de plástico duro o blando, fabricadas para corregir la visión sin tener que usar gafas. Las lentes de contacto se pueden usar para tratar determinados trastornos de los ojos, para cambiar cosméticamente el color de tus ojos o para crear un efecto dramático para el teatro o el cine. Estas lentes también pueden irritar los ojos sensibles. Quitarlas y limpiarlas, así como también el hecho de no usarlas durante algunos días, con frecuencia derivará en una irritación ocular que se resuelve por sí misma. Sin embargo, existen diferentes tipos de irritación que requieren la consulta con un médico.

Otras personas están leyendo

Conjuntivitis

La conjuntivitis es un resultado de la irritación de las lentes de contacto. Sus síntomas son: enrojecimiento, irritación y excesivo lagrimeo de los ojos. Esto puede estar causado por una alergia a las soluciones o al producto de limpieza que usas o simplemente por una infección. La conjuntivitis bacteriana la provoca una bacteria que produce pus. Los ojos tendrán costras y se verán irritados con una posible supuración. La conjuntivitis bacteriana puede estar latente durante tres días en el ojo hasta que aparezcan los síntomas. Fácil de contagiar por medio de toallones y toallas de mano, puede requerir antibióticos, aunque habitualmente se cura sola con el transcurso del tiempo. La conjuntivitis inducida por alergia puede estar causada por una alergia a la solución de limpieza y/o guardado que usas. Si inadvertidamente sumerges tus lentes de contacto en la solución de limpieza o en una solución jabonosa, puede producirte un enrojecimiento de los ojos, junto con dolor. Usa gotas o lava el ojo para aliviar la molestia y evita usar lentes de contacto hasta que se resuelva la condición.

Úlcera córnea

El enrojecimiento de los ojos acompañado por dolor, visión borrosa y sensibilidad a la luz es un signo más serio y una condición potencialmente cegadora, llamada úlcera córnea, una llaga abierta en la córnea que se desarrolla cuando se infectan pequeños desgarros en la superficie córnea por la irritación de las lentes de contacto. Los síntomas pueden incluir: dolor, irritación, lagrimeo y una mancha blanca o gris en la córnea. La aplicación de compresas frías, una higiene meticulosa de las manos y los ojos y colirios calmantes de venta libre pueden ayudar a aliviar el dolor. Consulta a un médico para tratar la posibilidad de que tengas una úlcera córnea y si te debe prescribir antibióticos o medicación recetada para el dolor. Trata también la posibilidad de un trasplante de córnea, si fuera necesario.

Deslizamiento de la lente de contacto

Si tu lente de contacto se desliza dentro de tu párpado y se posiciona debajo de él puede hacer mucho daño a tu ojo, y debe ser una de las mayores preocupaciones para quien la usa. La lente de contacto debe reposar sobre la superficie del ojo. Si se desliza puede que no vuelva a colocarse por sí misma en la parte delantera o córnea del ojo. Si no puedes reposicionarla sobre ella, puede que necesites recurrir a un oftalmólogo para que te ayude a quitar la lente y evalúe si se registró algún daño.

Blefaritis

La blefaritis es una inflamación de los márgenes del párpados en donde están ubicadas las pestañas, generalmente llamado orzuelo. Puede picar, ponerse rojo e irritar el ojo. Es esencialmente una infección de estreptococo en el borde del párpado. Las pestañas pueden pegarse y puedes sentir como si tuvieras un cuerpo extraño en el ojo, que a veces parece ser como un grano de arena o una basura debajo de los párpados. Un médico puede prescribir antibióticos tópicos para este tipo de blefaritis. La infección por lo general se resuelve retirando tus lentes de contacto y simplemente esperando a que pase la infección. Las compresas húmedas tibias y una cuidados remoción de los detritos puede ayudar a aliviar el dolor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles