Cómo armar una Lasagna la noche anterior a cocinarla

Escrito por diane hill | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo armar una Lasagna la noche anterior a cocinarla
Puedes experimentar con diferentes ingredientes y variaciones de lasagna. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

La lasagna es un plato que se puede armar fácilmente y almacenar o congelar para usarlo más adelante. Los distintos tipos de lasagna tienen ingredientes variados. La tradicional italiana se hace con salsa bechamel y ragú. La vegetariana generalmente se hace con salsa de tomate y verduras pero también se puede hacer con bechamel y pesto. Las posibilidades para las combinaciones de lasagna son infinitas. Esta receta de ejemplo rinde ocho porciones, puedes usar el método como modelo para el tipo de plato que estés preparando.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cacerola de vidrio de 1,5 a 2 cuartos de galón (1,4 a 1,8 litros)
  • 1 paquete de masa de lasaña, cocida al dente
  • 1 frasco de salsa de tomate o salsa de tomate hecha en casa, 32 onzas (1 litro)
  • 1 1/2 taza de ricota
  • 1 1/4 taza de espinaca cocida
  • 2 tazas de queso mozzarella rallado
  • Papel de aluminio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Esparce dos cucharadas de salsa de tomate para cubrir la parte inferior de la cacerola.

  2. 2

    Coloca una capa de masa de lasaña en la cacerola. La masa se puede superponer ligeramente, pero debes usar lo suficiente para cubrir la parte inferior.

  3. 3

    Esparce aproximadamente 4 cucharadas de salsa de tomate sobre la masa.

  4. 4

    Agrega 10 cucharadas de queso ricota y espárcelas alrededor de la cacerola.

  5. 5

    Esparce una capa de 1/4 de taza de espinaca sobre la ricota.

  6. 6

    Espolvorea 1/2 taza de queso mozzarella rallado en forma homogénea alrededor de la cacerola.

  7. 7

    Coloca una capa de masa de lasagna sobre el queso.

  8. 8

    Repite el procedimiento con tres a cinco capas, hasta que alcances el borde de la cacerola.

  9. 9

    Esparce salsa de tomate sobre la capa superior de la lasagna y cúbrela con una capa generosa de queso mozzarella.

  10. 10

    Cubre la cacerola con papel de aluminio y almacénala en el refrigerador.

  11. 11

    Coloca la cacerola con el papel de aluminio, al día siguiente, en el horno precalentado a 350 grados Fahrenheit (176 grados Centígrados) durante 45 minutos y sírvela.

Consejos y advertencias

  • Sin importar los ingredientes, asegúrate de que la capa de queso toque la masa, para que el queso derretido se adhiera y las mantenga juntas.
  • Si armas la lasagna con ingredientes recién cocinados que aún están calientes, espera a que se enfríe antes de cubrirla con papel de aluminio y ponerla en el refrigerador para que el agua no se condense en el plato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles