Aromas y hierbas que repelen a los gatos

349
Ha sido de ayuda

Los gatos no entienden que no siempre son bienvenidos en todas partes. Ellos se tiran a voluntad en los muebles o en la frescura de los jardines. Si tienes un problema con su presencia no deseada, evita el uso de sustancias tóxicas para mantenerlos alejados. Toma ventaja de su agudo sentido del olfato y repélelos de forma natural. Varios aromas y hierbas son repulsivos para los gatos. Aprende a usarlos para tu propia ventaja para repeler a los felinos curiosos.

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Otras personas están leyendo

Cítricos

A los gatos no le gustan los olores cítricos, así que prueba con las cáscaras ralladas de naranja, limón o pomelo y espolvorea donde el gato no es bienvenido. Para obtener resultados en la casa, empapa bolas de algodón en aceites esenciales con olores cítricos, como la citronela, romero, hierba de limón o lavanda. Coloca bolas del algodón empapado en aceite donde se supone que el gato no debe estar. Este método funciona para áreas pequeñas, como una esquina o en un armario en especial. Si al gatito le gusta masticar las plantas de interior, un par de estas bolas de algodón en la base de la planta detendrán esto. Para áreas más grandes, aplica el aceite directamente a zócalos y revestimientos de puertas. Utiliza aceites individuales, o combinados y disfruta de los aromas que se mezclan en toda la casa. Asegúrate de hacerlo en una zona poco visible para evitar dañar los acabados.

Hierbas y plantas

Los jardineros se quejan a veces de que los gatos utilizan su jardín como una caja de arena o disfrutan comiendo las hojas de ciertas plantas. Para disuadir a los gatos de entrar en el jardín, coloca plantas repelentes a ellos. Prueba con la ruda, citronela, lavanda, ajo, romero, ajenjo, geranio y cebollino. Plántalas entre otras plantas o alrededor del perímetro para mantener a los gatos lejos. Estas plantas no sólo son lindas, pero son buenos repelentes de gatos y la mayoría tienen un uso culinario también.

Hojas de té y sorpresas

A los gatos no le gustan las hojas de té, así que guarda las bolsitas de té usadas para rociar en el área en la que deseas mantener alejados a los gatos. El café también funciona bien. Haz una mezcla seca de cinco partes de harina, tres partes de mostaza seca y dos piezas de cayena. Espolvorea esta mezcla donde no quieras que lleguen los gatos. Otro olor que a los gatos no les gusta y tampoco es tan delicioso para el olfato humano, pero funciona bien para repeler, si puedes soportarlo, es el estiércol de pollo en la huerta para mantener a raya a los felinos. Ten cuidado de no llevarlo a la casa después de visitar el jardín.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente