Cómo arreglar el cierre hermético de la puerta de un refrigerador

Escrito por ehow contributor | Traducido por natalia navarro
Cómo arreglar el cierre hermético de la puerta de un refrigerador

Cualquier cierre de puerta inapropiado es como dejar la puerta abierta, lo que te costará dinero.

Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images

Todas las puertas de refrigerador/congelador tienen un cierre hermético (una especie de junta gigante) unido a la puerta. Normalmente es blanco o negro y hecho de goma, y su trabajo es mantener el aire frío dentro del refrigerador y el aire ambiental fuera. Algunos cierres están alineados con un imán a lo largo y ancho. Éste ayuda a mantener la puerta cerrada y bien sellada. Los tornillos que sostienen el cierre a la puerta también sostienen el alineador y ayudan a "cuadrar" la puerta. Es importante inspeccionar el cierre regularmente y cambiarlo cuando se agriete o rompa de cualquier modo. No dejes que un cierre inapropiado gaste energía y tu dinero.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cepillo de dientes
  • Bicarbonato o lejía
  • Un cierre hermético nuevo para la puerta
  • Un destornillador
  • Un trozo de papel
  • Pegamento o adhesivo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia tu cierre actual. Se puede formar moho en los cierres de refrigerador, lo que puede causar un olor desagradable y que los cierres se debiliten y se rompan con el tiempo. Limpia los cierres con un cepillo de dientes y una solución de agua caliente y bicarbonato o lejía. Tira suavemente del cierre hacia atrás para exponer los pliegues. Ten cuidado de no tirar demasiado fuerte o puedes romper el cierre, que quizás esté debilitado en un frigorífico antiguo.

  2. 2

    Compra un nuevo cierre si el actual tiene grietas o no cierra bien. Todos los grandes almacenes tienen cierres de repuesto o un equipo de repuesto para hacer uno a medida.

  3. 3

    Prepara el nuevo cierre alisando cualquier pliegue o doblez en la goma. Cuando los cierres son empaquetados, el material de goma puede formar dobleces. Un consejo para alisar repuestos de cierres de refrigerador es calentarlos antes de la instalación. Unos pocos minutos en la secadora deberían bastar.

  4. 4

    Quita el viejo cierre. Quizás necesites quitar la puerta en un modelo de refrigerador más antiguo. El viejo cierre se sostiene en su sitio por el panel interno de la puerta, que es asegurado por una serie de tornillos escondidos bajo el cierre de goma. Tira del cierre hacia atrás lo suficiente para dejar ver los tornillos y quitarlos. Toma nota cuidadosamente (mejor si tomas una foto) del posicionamiento del viejo cierre antes de quitarlo por completo.

  5. 5

    Instala el nuevo cierre. Cuando lo encajes, ve por todo el perímetro, de arriba hacia abajo, ajustando los tornillos sin apretar. Haz otra vuelta para apretarlos de manera uniforme. Ten cuidado de no apretar demasiado, ya que se podría agrietar el borde del panel de plástico en la puerta de tu refrigerador.

  6. 6

    Comprueba el nuevo cierre para asegurarte de que encaja colocando un trozo de papel entre el cierre y el frigorífico. Si puedes sacar el papel fácilmente cuando la puerta está cerrada, quizás ésta necesite ajustarse para cerrar con más firmeza. En algunos casos, puede ser necesario usar un pegamento o un adhesivo para conseguir el cierre más ajustado posible.

Consejos y advertencias

  • Tómate tu tiempo para hacer la instalación. Monitorea tu factura eléctrica después del cambio para ver la diferencia.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media