Cómo arreglar el dispensador de agua del refrigerador

Escrito por contributing writer
Cómo arreglar el dispensador de agua del refrigerador

Cuando los dispensadores de agua del refrigerador dejan de funcionar, la solución suele ser sencilla. Este artículo te ayudará a diagnosticar el problema y evitará que tengas que pagarle a un técnico por una sencilla reparación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una secadora de pelo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca un vaso en el dispensador de agua como si quisieras tomar un poco de agua. ¿Puedes escuchar el sonido de la bomba cuando presionas la palanca con el vaso? Si es así, es una buena señal. Esto significa que las partes eléctricas y mecánicas funcionan. Es probable que el problema sea una obstrucción en alguna parte del sistema.

  2. 2

    Revisa el filtro de agua. Por lo general se encuentra en la parte posterior del refrigerador debajo de una tapa plástica que tiene los tornillos afuera. Debes retirar los objetos que están cerca del filtro porque puede salir un poco de agua cuando retires la tapa. Saca el filtro con la mano y examínalo. ¿Se ve sucio o contaminado? ¿Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que lo cambiaste? Si es así, debes sustituirlo por uno nuevo. Si el filtro está muy sucio, el agua no podrá pasar a través de él. En tal caso, lo más probable es que hayas notado una disminución progresiva en el dispensador de agua antes de que haya dejado de funcionar. Si este no es el problema, continúa con el siguiente paso.

  3. 3

    Consigue una secadora para el cabello y enchúfala a una toma de corriente que esté lo suficientemente cerca como para que puedas utilizarla dentro del refrigerador.

  4. 4

    Abre la puerta y localiza el área que está directamente detrás del dispensador de agua. Retira los artículos que están en los estantes circundantes. Generalmente, el problema es que el agua en las líneas de la puerta se ha congelado. Esto es especialmente probable si has estado fuera de tu casa por algunos días durante el invierno y al llegar enciendes el calentador. La combinación de las temperaturas bajas y el hecho de que el dispensador no ha sido utilizado, puede hacer que las líneas se congelen.

  5. 5

    Enciende la secadora a temperatura media. Poco a poco muévela alrededor de la parte posterior de la puerta del dispensador. A continuación, repite el procedimiento en el frente del mismo. Continúa alternando entre la parte anterior y posterior de la puerta durante 16 o 20 minutos y prueba periódicamente el dispensador para ver si funciona. Si no solucionas el problema después de media hora, entonces el tapón de hielo debe estar más adentro del sistema. Ve al paso siguiente.

  6. 6

    Pregúntale a algunos de tus vecinos o amigos que viven cerca de tu casa, si puedes guardar tus productos perecederos en sus refrigeradores y congeladores. Cuando hayas sacado todo del refrigerador y del congelador, desconéctalo y déjalo con las puertas abiertas durante 24 horas. A continuación, vuelve a conectarlo y prueba de nuevo el dispensador. Debería funcionar. Si no es así, entonces no está obstruido por el hielo. Debes llamar al técnico para que limpie las líneas o que resuelva el problema de otra forma.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media