Hobbies

Cómo arreglar gatos hidráulicos que gotean

Escrito por don kress | Traducido por ehow contributor
Cómo arreglar gatos hidráulicos que gotean

Los gatos hidráulicos vienen en varios tamaños para realizar diferentes tareas.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los gatos hidráulicos que gotean tienen los precintos rotos o dañados y el pistón hace ruido en alguna parte en su interior. Uno de los beneficios de tener un gato hidráulico de piso es que se puede volver a armar usando arandelas que están disponibles en cualquier ferretería. Para volver a llenar el cilindro hidráulico, asegúrate de usar líquido hidráulico ya que los aceites comunes no trabajan de forma adecuada en este tipo de gatos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Unas llaves inglesas
  • Unas arandelas de varios tamaños
  • Unos alicates
  • Un líquido hidráulico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ubica la fuente de la fuga fijándote en el gato de piso. El punto donde está la fuga estará un poco húmedo. En la mayoría de los gatos, hay cuatro posibles puntos donde estará la filtración: la cabeza hidráulica principal, el cilindro de compresión, la tapa de entrada del líquido o la válvula de escape de presión. Cuando encuentres la fuente de pérdida de presión ve al siguiente paso. Si no puedes encontrar evidencia de pérdida hidráulica, el problema estará con la válvula de pérdida de presión. Haz girar la válvula en sentido de las agujas de reloj para solucionar el problema.

  2. 2

    Quita presión del gato al doblar la válvula de escape de presión en sentido contrario a las agujas del reloj para reparar la pérdida de líquido hidráulico.

  3. 3

    Abre el tanque de líquido y pon el gato boca abajo para drenarlo. Para minimizar la pérdida, usa un recipiente como una bandeja de drenaje de aceite.

  4. 4

    Quita el perno de retensión de la parte del gato que tiene pérdidas con una llave inglesa. Aquí ten mucho cuidado. Algunos gatos tienen resortes debajo del cilindro de presión que no debes perder.

  5. 5

    Saca la cabeza hidráulica del gato y ubica la arandela dentro del cilindro de donde la sacaste. La verás justo detrás o delante de la rosca en la que va el perno de retensión. Saca la arandela del cilindro con unas tenazas.

  6. 6

    Haz coincidir la arandela vieja con la nueva y reemplázala. Antes de meter la arandela nueva en el cilindro, humedécela con algo del líquido hidráulico nuevo.

  7. 7

    Reemplaza la cabeza hidráulica en el cilindro y ten cuidado de no dañar la nueva arandela. Luego reemplaza el perno de retensión en el extremo de la carcasa de la cabeza hidráulica. Vuelve a llenar el gato con el líquido hidráulico nuevo y después intenta levantar el auto para verificar que el cilindro del gato esté bien ubicado. Si el gato lo aguanta es porque la reparación salió bien. De lo contrario, tal vez quieras considerar reemplazar el gato o hacer que un profesional lo inspeccione y repare.

Consejos y advertencias

  • Recicla el líquido hidráulico en el comercio de autopartes de tu ciudad.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media