DESCUBRIR
×

Cómo arreglar un grifo de la cocina que gotea

Actualizado 21 febrero, 2017

Un grifo que gotea puede ser una molestia si el goteo hace un ruido irritante, pero también le puede costar dinero si el agua se está filtrando a un ritmo significativo. Podrías llamar a un fontanero para ayudarte con el problema, pero también puedes tratar de arreglarlo primero por tu cuenta con unos sencillos pasos. A excepción de una arandela de reemplazo, es probable que tengas las herramientas necesarias a la mano.

Instrucciones

Jupiterimages/Creatas/Getty Images
  1. Cierra el suministro de agua del grifo. Por lo general se encuentra debajo del fregadero y se verá como una rueda o palanca que se gira.

  2. Abre la llave el fregadero de la cocina para permitir que cualquier resto de agua drene hacia fuera del grifo.

  3. Tapa el fregadero o coloca una toalla en el cuenco para atrapar las piezas que puedan caer al desmontar el grifo.

  4. Localiza el tornillo que sujeta la cabeza del grifo en su lugar. Si no ves el tornillo, puede que esté oculto bajo un capuchón decorativo. Desenrosca el grifo y retíralo. Desmonta la cabeza del grifo usando la llave inglesa si es necesario. Busca la arandela, mecanismo de disco o cartucho.

  5. Reemplaza la arandela, mecanismo de disco o cartucho por uno nuevo. Vuelve a montar la válvula y luego el grifo en el sentido contrario a cuando lo desmontaste. Atornilla el grifo en su lugar.

  6. Abre el suministro de agua bajo el fregadero y luego abre el grifo. Ciérralo de nuevo y comprueba para asegurarte de que la fuga está reparada.

Consejos

  • Si no puedes identificar el tipo exacto de pieza de repuesto que necesitas, lleva la cabeza del grifo a tu ferretería local o tienda de mejoras para el hogar y pide ayuda.

Necesitarás

  • Destornillador
  • Llave inglesa ajustable
  • Arandela de repuesto, mecanismo de disco o cartucho (dependiendo del tipo de grifo)