DESCUBRIR
×

Cómo arreglar un lavavajillas Electrolux

Actualizado 21 febrero, 2017

Los lavavajillas Electrolux ahorran tiempo y trabajo lidiando con la tarea diaria de lavar los platos. Este aparato de cocina está bien construido y brindará muchos años de servicio siempre y cuando esté bien mantenido y utilizado. De todos modos en algún momento tu lavavajillas Electrolux puede experimentar algún problema menor. Si es así, estos métodos simples de resolución de problemas pueden ayudarte a lograrlo sin tener que llamar a un reparador.

Instrucciones

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

    El lavavajillas no arranca

  1. Asegúrate de que la unidad tiene energía revisando tu caja de fusibles o cortacorrientes y reiniciándolo o reemplazando el fusible quemado, si es necesario.

  2. Asegúrate de que el enchufe de la unidad esté insertado apropiadamente en el enchufe.

  3. Asegúrate de que la puerta del lavavajillas esté cerrada apropiadamente y de que no haya nada obstruyendo el interruptor de activación.

    El lavavajillas no carga agua

  1. Revisa la fuente de agua para asegurarte de que la canilla que va hacia el lavavajillas esté abierta y que el agua fluya apropiadamente.

  2. Revisa el filtro de la manguera de entrada para ver si hay taponamientos, y si es así límpialos.

  3. Examina la manguera e entrada para ver si está torcida o rota y muévela o reemplázala si es necesario.

    El lavavajillas no drena el agua

  1. Revisa la manguera de drenaje para ver si está doblada o rota y muévela o reemplázala si es necesario.

  2. Examina el lavabo para ver si hay taponamientos y límpialos si es así.

  3. Asegúrate de haber instalado ventilación apropiada en el extremo de la manguera de drenaje y que esta esté limpia.

    Los platos no están limpios

  1. Revisa los canastos para ver si el lavavajillas está sobrecargado o mal cargado. Quita cualquier plato que esté en exceso y reorganiza estos en la unidad.

  2. Asegúrate de que el brazo de rocío no esté tapado por platos en el lavavajillas. Limpia la obstrucción, si es que la hay.

  3. Revisa si hay taponamientos en el brazo de la correa y en los filtros y límpialos. También asegúrate de que el filtro esté colocado apropiadamente.

  4. Revisa para ver si se usa suficiente detergente durante un ciclo de lavado y que el contenedor de sal esté lleno y la tapa puesta apropiadamente.

    Otros problemas

  1. Si la puerta no cierra bien, asegúrate de que no esté obstruida por platos.

  2. Si el ciclo de lavado hace mucho ruido reorganiza los platos en el lavavajillas.

  3. Si los platos están húmedos quítalos antes luego de haber completado el ciclo de lavado. Los platos tibios se secarán al aire más rápidamente.