Cómo arreglar una palanca de un control de Xbox 360

Escrito por jennifer eblin | Traducido por cesar daniel gonzález ménez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo arreglar una palanca de un control de Xbox 360
A los niños les encantan los videojuegos. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Un controlador de Xbox es una necesidad para los jugadores y éste contiene una palanca analógica, también conocido como un joystick. Cuando compras un nuevo Xbox 360, el sistema viene con al menos un controlador y cuando el joystick se rompe o deja de funcionar, probablemente te sentirás molesto e incluso enojado. Con un joystick nuevo es fácil arreglar una palanca de mando de un controlador Xbox 360.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Destornillador pequeño
  • Soldador eléctrico
  • Palanca nueva

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira los siete tornillos que sujetan el mando con un pequeño destornillador. Al voltear el controlador, verás seis tornillos, pero hay otro en el interior del paquete de baterías. Extrae la batería y palpa para encontrar el tornillo debajo del código de barras UPC. Luego separa la carcasa para mostrar el interior.

  2. 2

    Localiza el joystick y determina cuál de ellos está suelto, roto o dañado. El controlador de Xbox 360 tiene dos palancas de mando diferentes: una en el lado izquierdo, justo encima de la almohadilla direccional, y otra en el lado derecho del controlador.

  3. 3

    Saca la palanca de mando dañada, pero ten mucho cuidado ya que está soldada. Pasa ligeramente la punta del soldador eléctrico por encima de las piezas de metal que sujetan la palanca. El calor de la soldadura de hierro fundirá las piezas y te permitirán sacar la palanca.

  4. 4

    Desliza la palanca de mando nueva en su lugar, utilizando los orificios de la otra como guía. Mantén la palanca de mando en su lugar con una mano mientras le das vuelta con la otra. Luego suelda la palanca de mando en la parte trasera, para que no se mueva o se afloje una vez que hayas puesto la carcasa de nuevo.

  5. 5

    Coloca la cubierta de la palanca de mando, también conocida como la palanca del pulgar. Ésta es sólo una pequeña pieza que añade más seguridad a la palanca de mando y evita que las cosas se salgan de tu controlador. Coloca de nuevo la carcasa, ajusta los tornillos y vuelve a colocar la batería. Revisa para asegurar que la nueva palanca funciona, antes de poner tu juego favorito.

Consejos y advertencias

  • Varias tiendas en línea venden repuestos nuevos y usados ​​para el control del Xbox 360, tales como VP Games y Gaming Generations. La mayoría de las piezas cuestan menos de US$10.
  • Si necesitas utilizar el soldador eléctrico para quitar la palanca de mando, asegúrate de que no tocar otras superficies del controlador por accidente, ni de sostenerlo cerca de la parte superior. Es muy fácil fundir el interior de tu gatillo derecho y hacer que deje de funcionar o que se mueva más lento de lo que originalmente lo hacía.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles