Cómo hacer un arreglo floral para la mesa del comedor

Escrito por dale devries | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un arreglo floral para la mesa del comedor
Hacer un centro de flores puede resultar muy divertido. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Los arreglos florales pueden ser muy divertidos y dar unos resultados magníficos. No hay nada como tener flores frescas vistiendo tu mesa, pero si no tienes tiempo de volver a hacer tu arreglo floral ya que las flores han muerto, usa flores artificiales. Puedes hacer arreglos tan bonitos que ni siquiera podrás decir que no son reales. Las flores, tanto reales como artificiales, hacen a la gente feliz y qué lugar es mejor para la gente feliz que sentarse alrededor de la mesa para cenar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Flores
  • Florero
  • Gipsófila
  • Tallo de las hojas
  • Extendedor de vida de las flores
  • Macetero sofisticado
  • Espuma floral
  • Flores artificiales y verdes
  • Tijeras

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Decide qué tipo de arreglo quieres hacer. Puedes hacer uno simple con un jarrón o algo más dramático en un macetero sofisticado o contenedor. Puedes usar flores naturales u optar por las variedades artificiales. Puedes incluso mezclar ambas, y tener un arreglo de flores artificial con algunas flores reales en él. Una vez que sepas lo que quieres, puedes ir a comprar lo que necesites.

  2. 2

    Compra lo que necesites. Puedes conseguir las flores frescas en una floristería o incluso en tu mercado local. Normalmente tienen un paquete con un alargador de vida adjunto a tus flores. Puedes comprar un jarrón, maceta o contenedor en tu tienda también, pero encontrarás una mayor variedad en un almacén de decoración. Allí también podrás encontrar las flores artificiales. Tienen de todo y tienen un aspecto más real que las flores de las tiendas. Elige colores que se complementen y que conjunten con tu decoración y haz también un ramo de verdes.

  3. 3

    Pon las flores frescas en un florero alto para medirlas y sácalas. Si son demasiado altas puedes cortarlas. Pon un poco de agua en el fregadero de la cocina. Coloca el vástago que vas a cortar bajo el agua y córtalo con tijeras. Llénalo hasta la mitad e introduce el extendedor de vida y mezcla. Coloca las flores de nuevo en el jarrón y pon las flores más altas en la parte interior teniendo en cuenta que las flores se hacen más pequeñas. Organiza las gipsófilas. Pon los tallos de las hojas en la parte de atrás de las flores. Ahora ya tienes un simple arreglo floral fresco.

  4. 4

    Remoja la espuma floral y sácala del recipiente. Una vez que la espuma ha absorbido un poco de agua se corta con un cuchillo para encajarla en el bote casi hasta arriba. Si el recipiente es poco profundo y ancho, corta las hojas verdes para que no se peguen mucho hacia arriba y clava los tallos en la espuma, cubriéndola para que no se pueda ver. Corta unas flores para que sean más altas que las hojas verdes y clávalas en la espuma, esparciéndolas a su alrededor. Sujeta el resto para que sea un poco más alto y úsalo con moderación para no tapar la primera flor. Otra disposición para usar recipientes poco profundos es utilizar hojas verdes largas en ambos lados. Pon la flor más grande hacia el frente y en el centro y rellena con flores más pequeñas y verdes. Mantén la humedad de la espuma.

  5. 5

    Usa un recipiente alto y pon dentro espuma húmeda. Corta la flor más alta o las hojas verdes a tres veces la altura del contenedor. Ponlos en la parte trasera. Usa tu flor más grande para el centro y la parte delantera, siendo de esta forma la flor del centro más alta que la de la parte delantera. Rellena con flores más pequeña y algunas verdes que cuelguen de los lados del contenedor. No tengas miedo de sacarlos y reorganizarlos para obtener el aspecto deseado. Necesitarás un poco de práctica, pero recuerda usar un montón de verdes de relleno y pequeños tallos en flor. Cuanto más completo se vea, mejor.

  6. 6

    Usa flores artificiales. Puedes hacer lo mismo que hiciste con las flores naturales usando flores artificiales, tan solo no debes mojar la espuma. Aún necesitarás usarla para mantener las flores en su lugar. Puedes poner unas gotas de aceites esenciales en la espuma para dar a las flores artificiales el olor de las reales. El aceite de rosas y de gardenias son los mejores a usar. Sé creativo y podrás hacer un estupendo arreglo para tu mesa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles