Comida

Cómo asar la cabeza de un cerdo

Escrito por samantha lowe | Traducido por alejandra rojas
Cómo asar la cabeza de un cerdo

Busca la cabeza de cerdo en una carnicería de tu localidad para conseguir un corte fresco de carne.

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Debido a que el cerdo fue el primer animal de granja domesticado, su carne ha sido popular alrededor del mundo por miles de años. Si bien las chuletas, el lomo y el cerdo molido son comúnmente vendidos en el supermercado, la cabeza de cerdo también puede utilizarse para crear una comida espectacular, aunque atípica. No vista generalmente como fuente de carne, la cabeza del cerdo contiene carne suculenta que es mejor cuando se asa. Fácil de hacer en casa, una cabeza de cerdo asada de seguro es un plato principal para cualquier comida que dará de que hablar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 cabeza de cerdo fresca, limpia y sin los ojos y la lengua
  • 1 cepillo vegetal
  • 1 cuchillo para pelar afilado
  • 4 cucharadas de sal kosher
  • 1 hervidor de agua caliente
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 2 tazas de miel
  • 1 cebolla entera fresca y pelada
  • 1 taza de vino blanco
  • Papel de estaño
  • 1 brocha para untar
  • 1 termómetro para carne

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la cabeza en el fregadero y déjale caer agua fría por encima. Restriega todo el exterior utilizando el cepillo vegetal.

  2. 2

    Corta cualquier exceso de grasa que cuelgue de la cabeza utilizando el cuchillo para pelar. Desecha los cortes de grasa.

  3. 3

    Rocía la sal kosher de manera uniforme sobre la cabeza. Restriégala utilizando tus manos entre cada grieta.

  4. 4

    Calienta suficiente agua para cubrir la cabeza con el hervidor de agua caliente. Tapa el fregadero y vierte el agua hirviendo por encima.

  5. 5

    Deja que el agua y la cabeza se enfríen por completo. Retírala del agua y enjuágala bien para remover la salmuera restante.

  6. 6

    Seca la cabeza profundamente utilizando unas toallas de papel asegurándote de que cada cavidad se haya secado, incluyendo la boca. Coloca la cabeza en una bandeja para hornear.

  7. 7

    Mezcla el ajo, la cebolla en polvo y el estragón en un tazón pequeño. Rocíalos sobre la cabeza uniformemente frotándolos sobre la piel.

  8. 8

    Cubre la cabeza con la miel, reserva 3 cucharadas y asegúrate de que esté por encima de toda la carne de manera uniforme. Inserta la cebolla entera en la boca. Vierte el vino blanco alrededor de la cabeza uniformemente cubriendo el plato para hornear.

  9. 9

    Coloca piezas pequeñas de papel de estaño sobre las orejas para evitar que se quemen durante la cocción.

  10. 10

    Precalienta el horno a 375 grados Fahrenheit (190 grados Celsius). Mezcla la miel restante con 4 cucharadas de agua. Inserta la cabeza dentro del horno y cocínala por 1 hora y 30 minutos.

  11. 11

    Reduce el fuego del horno y cocina por otras dos horas. Retira el papel de estaño para dejar que las orejas también se cocinen.

  12. 12

    Baña la cabeza con la mezcla de miel a cada hora. Retira la cabeza cuando esté cocida, el termómetro de carne insertado en la parte más profunda de la carne sin tocar el hueso debe indicar 170 grados Fahrenheit (76 grados Celsius).

  13. 13

    Retira la cabeza del horno y hazle una bolsa de papel de estaño alrededor. Déjala reposar por 30 minutos antes de servirla.

Consejos y advertencias

  • Sirve la carne con una salsa o una compota dulce para acentuar sus sabores.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media