Cómo asar un filete a la parrilla en una plancha

Escrito por jeffrey brian airman
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Utiliza tu plancha para hacer deliciosos filetes perfectamente cocidos sin tener que salir de tu casa. La técnica expuesta a continuación llevará tus habilidades de asar filetes a la parrilla a nuevos niveles sin que te sea necesario encender la parrilla. La carne de calidad, una sartén caliente y sencillos condimentos se reúnen para ofrecer una tierna y jugosa carne que te enorgullecerá servir.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un horno
  • Una plancha para asar
  • Una estufa de gas o eléctrica
  • Aceite vegetal
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida
  • Una tenaza
  • Una pantalla contra salpicaduras
  • Un termómetro para carne
  • Una tabla para cortar
  • Un cuchillo de cocinero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza a calentar la plancha para asar. Colócala a 500 grados y déjala así durante 15 minutos para que alcance esa temperatura. Si la plancha tiene asas que no pueden soportar las temperaturas del horno, llévala a esa temperatura sobre una estufa de gas o eléctrica. Este proceso tomará unos cinco minutos si el mechero está ajustado en un fuego medio-alto.

  2. 2

    Cubre ligeramente la superficie de la carne con aceite vegetal y añade una capa generosa de sal gruesa y pimienta negra recién molida. El aceite vegetal es capaz de soportar las altas temperaturas alcanzadas en una sartén sin quemarse. La sal gruesa ayudará para formar una costra crujiente en la carne y sellar la humedad.

  3. 3

    Coloca la plancha para asar caliente en la parte superior de la estufa ajustada a alta temperatura y utiliza la tenaza para poner cuidadosamente la carne sazonada en la superficie de la sartén. Coloca una pantalla contra salpicaduras sobre la sartén para evitar que la grasa caliente salte de repente y aterrice en tu piel.

  4. 4

    Después de aproximadamente un minuto, levanta la pantalla contra salpicaduras y usa las pinzas para voltear la carne con cuidado hacia el otro lado y colocarla en un lugar previamente vacío en la plancha para asar. La nueva área de la carne se calentará lo suficiente como para dar a ambos lados del filete marcas bien definidas de parrilla.

  5. 5

    Transcurrido el minuto en que la carne estuvo en una nueva posición, comprueba la temperatura interna de la carne, metiendo la sonda de un termómetro de carne en la parte más gruesa de ésta, sin tocar el hueso. Considera colocar la carne de nuevo en el horno caliente si todavía necesitas tiempo para alcanzar tu nivel de cocción deseado.

  6. 6

    Retira la carne de la plancha cuando todavía está un par de grados por debajo de la meta y colócala en una tabla para cortar no conductora. El calor residual conservará la carne en reposo y completará la cocción.

  7. 7

    Después de un descanso de tres a cinco minutos en la tabla de cortar, rebana la carne a través de la vena con un cuchillo de cocinero afilado. Cortarla de esta manera dará a la carne la máxima blandura y una presentación atractiva.

Consejos y advertencias

  • Muchos prefieren planchas para asar de hierro fundido por su calientamiento uniforme, su durabilidad y facilidad de uso. Una plancha para asar bien utilizada añade sabor a todo lo cocinado en su superficie.
  • Trata de no perforar o desgarrar la carne mientras la asas en la plancha. Los agujeros en la carne permiten que los jugos se escapen, lo que da como resultado un filete cocinado al vapor en lugar de a la parrilla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles