Como asar a la parrilla y al aire libre pechugas de pollo

Escrito por alan kirk | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Como asar a la parrilla y al aire libre pechugas de pollo
Las pechugas te quedarán jugosas y sabrosas. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Asar a la parrilla una pechuga de pollo deshuesada y sin piel puede parecer una tarea sencilla. En realidad, no es muy difícil. Desafortunadamente, si no sigues algunas pautas básicas tus pechugas se secarán en la parrilla y no quedarán sabrosas. Quieres tus pechugas firmes y doradas por fuera, pero jugosas y sabrosas en el interior.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Parrilla a carbón o gas
  • Pechugas deshuesadas y sin piel
  • Marinada o adobo
  • Tenazas
  • Termómetro para carne
  • Salsa (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparar las pechugas para la parrilla

  1. 1

    Recorta cualquier grasa extra de las pechugas deshuesadas y sin piel y cualquier carne pegada de las costillas si lo deseas.

  2. 2

    Decide si vas a usar una marinada en tus pechugas. Si lo haces, toma generalmente de 2 a 4 horas marinar bien unas pechugas deshuesadas y sin piel.

  3. 3

    Si no vas a utilizar una marinada, deberías poner un adobo para saborizar. Las pechugas quedan bien con muchos y diferentes adobos. Yo recomiendo un adobo que incluya algo dulce y algo especiado. El adobo jamaicano es ideal. También puedes utilizar una mezcla de orégano, pimentón y pimienta con solo un toque de azúcar morena para endulzar. Luego de frotar el adobo, pon las pechugas en el refrigerador.

    Asa las pechugas en la parrilla

  1. 1

    Saca las pechugas del refrigerador y enciende tu parrilla a gas o a carbón.

  2. 2

    Deja que la parrilla o las briquetas se calienten bien durante unos quince minutos. Muy a menudo las personas cometen el error de colocar el pollo sobre la parrilla antes de que esté bien caliente. Si estás utilizando una parrilla de carbón, esparce los carbones y coloca las parrillas encima para formar la superficie de grillado.

  3. 3

    Las pechugas deshuesadas y sin piel deberías asarlas en el fuego directo. Esto significa que deberías colocarlas en las parrillas directamente encima de los carbones. Dependiendo del grosor de la pechuga, te tomará unos cinco a siete minutos del primer lado.

  4. 4

    Luego de esos 5 a 7 minutos, da vuelta las pechugas. No pinches la carne cuando la gires, lo mejor para esto es unas pinzas o tenazas de parrilla. Si pinchas las pechugas con un tenedor cuando las des vuelta los jugos se escaparán y te quedarán secas al final de la cocción.

  5. 5

    Luego de cuatro minutos en la parrilla para el otro lado querrás aplicarle una salsa de terminación o barbacoa al lado que está arriba. La razón de esperar hasta ahora para poner la salsa es para que ésta no se queme. Muchas salsas de acabado o de barbacoa tienen altos contenidos de azúcar lo que puede producir que se quemen.

  6. 6

    Luego de dos minutos, da vuelta las pechugas y aplica una capa de salsa del otro lado. Deja cocer un minuto más para que se caramelice y abrillante. Ahora puedes retirar las pechugas de la parrilla.

  7. 7

    Deja descansar las pechugas durante cinco a diez minutos después de sacarlas del fuego en una fuente cubierta con papel de aluminio. Sírvelas a tus invitados con los acompañamientos que prefieras.

Consejos y advertencias

  • Recuerda, aplicar una salsa de barbacoa o de terminación que tenga mucha azúcar demasiado pronto en el proceso de asar hará que la salsa se queme y el pollo tenga mal sabor.
  • No deberías dejar nunca una parrilla caliente desatendida, especialmente si hay niños en el área.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles