Comida

Cómo asar un pollo deshuesado para una dieta

Escrito por m.h. dyer Google | Traducido por alejandra rojas
Cómo asar un pollo deshuesado para una dieta

Las pechugas de pollo asadas combinan bien con frutas y vegetales bajos en calorías.

mixed chicken salad with vegetables image by Svenja98 from Fotolia.com

Incorporar pechugas de pollo deshuesadas en tu plan de dieta puede agregar versatilidad a tu dieta, evitando que las comidas se vuelvan aburridas y sin sabor. Asar unas pechugas de pollo deshuesadas requieren sólo unos cuantos minutos y el resultado es una comida baja en grasas, baja en calorías y alta en proteínas con suficiente sabor y versatilidad, para mantenerte lleno y satisfecho. Aviva las pechugas de pollo asadas con tu condimento favorito y luego sírvelas con tus vegetales favoritos o una ensalada saludable.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Envoltura plástica
  • Papel encerado
  • Bolsa plástica resellable
  • Tabla de cortar
  • Martillo para carne
  • Condimento saludable
  • Marinada de aceite de oliva o baja en calorías
  • Aerosol antiadherente
  • Bandeja con rejilla para asar
  • Tenazas
  • Termómetro para carne
  • Plato para servir
  • Tenedor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Enciende tu horno con la opción de asado y deja que se caliente por 10 minutos.

  2. 2

    Aplana tus pechugas de pollo deshuesadas así la carne queda con 1/4 a 1/2 pulgada (0,64 a 1 cm) de grosor. Coloca las pechugas de pollo deshuesadas entre dos piezas de plástico o papel encerado o ponlas en una bolsa plástica resellable. Coloca las pechugas de pollo envueltas sobre una tabla de cortar y luego pégales con el lado liso de un martillo para carne. Aplanar la carne asegura que el centro y los bordes de las pechugas estén casi del mismo grosor y se cocinen uniformemente.

  3. 3

    Condimenta las pechugas si lo deseas. Utiliza un condimento saludable sin sal como tomillo o romero seco, ajo en polvo, pimienta de cayena, páprika o un chorro de jugo de limón fresco. No retires la piel en este momento ya que hacer esto hará que el pollo se seque y quede sin sabor. Si sientes que debes retirar la piel, cubre las pechugas con aceite de oliva o una marinada baja en calorías, como un aderezo italiano para preservar la humedad mientras se cocina.

  4. 4

    Cubre la bandeja para asar con un aerosol antiadherente. Coloca las pechugas deshuesadas en el centro de la rejilla. Coloca la bandeja en el horno, cerca de 6 pulgadas (15 cm) debajo del asador.

  5. 5

    Asa las pechugas por cinco a siete minutos o hasta que la parte superior del pollo se dore. Utiliza unas tenazas para voltear las pechugas de pollo. Evita voltearlas con un tenedor, ya que pincharlas resultará en pérdida de los jugos llenos de sabor.

  6. 6

    Asa el otro lado de las pechugas de pollo por otros cinco a seis minutos o hasta que el termómetro indique 170 grados Fahrenheit (76 grados Celsius) cuando lo insertes en la parte más gruesa de las pechugas de pollo.

  7. 7

    Retira las pechugas de pollo del asador y luego colócalas en un plato para servir. Utiliza un tenedor para jalar la piel de las pechugas. Comer la piel agrega aproximadamente 50 calorías y por lo menos 5 gramos de grasa.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media