Cómo asar un pollo en el horno con una lata de cerveza

Escrito por maryelser kinmore
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo asar un pollo en el horno con una lata de cerveza

Con una lata de cerveza puedes guisar un pollo de una forma sencilla e interesante. La cerveza se calienta mientras se cocina, y rellena la cavidad del pollo con sus vapores. Con este método, el pollo quedará dorado y crujiente por fuera pero jugoso por dentro.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Termómetro para carne

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Precalienta el horno a 175 grados. Quita los menudillos del interior del pollo. Lava el pollo con agua fría y sécalo con papel de cocina dando golpecitos, sin frotarlo.

  2. 2

    Mezcla la sal, la pimienta negra y la cebolla y el ajo en polvo para hacer un condimento casero. También puedes comprar un sazonador para carnes, si no quieres hacerlo tú. Cubre la fuente para el horno con papel de aluminio.

  3. 3

    Unta el pollo con el aceite vegetal y embadúrnalo con los condimentos. No te dejes ninguna parte sin untar.

  4. 4

    Vacía la mitad de la lata de cerveza. Puedes cortar la parte superior de la lata o hacer unos agujeritos por arriba.

  5. 5

    Pon la lata de cerveza en el centro de la fuente para el horno y, con cuidado, sienta el pollo encima. Coloca las patas del pollo de forma que sostengan su peso sobre la lata y no se caiga.

  6. 6

    Asa el pollo en el horno durante 2 horas. Introduce el termómetro para carnes en la zona más gruesa del muslo. Cuando ponga 82 grados, el pollo ya está listo.

  7. 7

    Deja reposar el pollo unos 10 minutos antes de sacar la lata con mucho cuidado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles