Aspectos del ambiente para evitar durante el embarazo

Escrito por rupa raman | Traducido por erick velasquez centellas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Aspectos del ambiente para evitar durante el embarazo
La mujer debe tener algunas precauciones durante el embarazo. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Cuando estas embarazada, es mejor errar teniendo cuidados en exceso. Sea evitando comer ciertos alimentos o evitando ciertas actividades, estar segura nunca daña. Sin embargo, cuando nos referimos al ambiente, no todo esta bajo tu control. En teoría, muchos elementos del ambiente ponen al feto en riesgo. Pero solamente una pequeña fracción de los defectos congénitos y complicaciones durante el embarazo, se asocian a los factores ambientales. También, es importante conocer los aspectos dañinos o potencialmente peligrosos, y hacer el mejor intento para evitar estos factores durante el embarazo. Esto no significa estar paranoica acerca de la exposición a ciertas sustancias o exagerar con relación a las precauciones. Solo significa que estar bien informada, ayuda. Este artículo habla de los factores ambientales a evitar durante el embarazo y sugiere consejos para lidiar con situaciones que no están bajo tu control.

Otras personas están leyendo

Identificación

Los factores ambientales provocan menos del 1% de los defectos congénitos o complicaciones del embarazo. Estos incluyen a las mínimas exposiciones a las sustancias peligrosas, químicos como el plomo, el humo y el efecto de las drogas. Lo bueno es que la mujer embarazada no debe preocuparse de todo lo que inhala, come o se expone. Las mujeres embarazadas reciben muchos consejos con buenas intenciones -- pero no siempre exactos -- de todos los rincones. Pero los consejos de muchas personas pueden ser abrumadoras en lugar de útiles. Aunque es verdad que ciertos factores ambientales son potencialmente dañinos para el feto, especialmente cuando la exposición es por un período muy prolongado o de naturaleza más intensa.

Tipos

Los factores ambientales incluyen lo que inhalas, estas expuesta a, consumes o manejas durante el transcurso de tu embarazo. Es posible evitar por completo alguno de estos y reducir considerablemente la exposición a otros. Durante el embarazo, evita la exposición a: * El humo del cigarrillo. Si fumas, detente. Pide a los demás que no fumen cerca tuyo. La inhalación pasiva del humo es casi tan dañina como si tú misma fumaras. * Plomo: Mantente alejada de la pintura con plomo, especialmente si realizan reparaciones o si están desgastando la pintura. Debes preocuparte si tu casa fue construida antes de 1978. La mayoría de las empresas dejaron de poner plomo en la pintura en 1955, y el gobierno federal prohibió el plomo en la pintura en 1978. Asegúrate de que el agua que tomas del grifo este libre de plomo. Consulta con el grupo del medio ambiente local o la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). Si sospechas que el agua puede no ser segura, consigue la prueba del plomo y los contaminantes de la EPA o busca más información en la Secretaría de Salud. Utiliza solo agua fría para beber y cocinar. Si tu tubería es muy vieja o contiene plomo, considera la posibilidad de cambiarla. Siempre deja correr el agua del grifo durante unos minutos antes de llenar el vaso, sobre todo si no ha sido utilizado por algunas horas. * Los agentes de fabricación y productos químicos: Según lo especificado por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, las personas que trabajan en la industria manufacturera o en una fábrica deben evitar ciertos elementos durante el embarazo. Estos incluyen químicos como los agentes alquilantes, arsénico, bifenilos benceno, monóxido de carbono, hidrocarburos clorados, sulfóxido de dimetilo, compuestos orgánicos de mercurio, plomo, litio, aluminio, óxido de etileno, dioxinas y bifenilos policlorados. Agentes de limpieza y vapores fuertes: No hay ningún vínculo comprobado entre los productos de limpieza y las complicaciones durante el embarazo, pero es mejor tomar esto con mucha precaución, ya que contienen productos químicos muy fuertes y emiten olores desagradables. Utiliza guantes de goma. No utilices productos de limpieza tóxicos, como limpiadores de horno. Evita respirar los humos directamente, cubriéndote la nariz durante la pulverización. Asegúrate de que las habitaciones, que limpias, estén bien ventiladas. * Contínua radiación en el vuelo, especialmente en altitudes elevadas, cercanas a los polos de la tierra: esto es aplicable a las mujeres que trabajan como pilotos o miembros de la tripulación de vuelo. Se ha observado que aquellas personas que vuelan a menudo durante largas horas a grandes altitudes, cercanas a los polos, están en un riesgo mayor de exposición a la radiación solar. Aunque el riesgo puede ser pequeño, es aconsejable que las mujeres embarazadas lo eviten. * El pescado rico en mercurio: Aunque el pescado es considerado uno de los alimentos más saludables, las mujeres embarazadas deben evitar el pescado con alto contenido de mercurio. Especialmente se debe evitar el tiburón, pez espada, caballa gigante y el pez azulejo. Del mismo modo, el pescado crudo puede contener bacterias y parásitos y se debe evitar. La radiación del microondas: A pesar de que los beneficios del microondas son muy superiores a los posibles riesgos que pueda ocasionar, los estudios muestran que el feto es especialmente vulnerable a ser afectado negativamente. Por lo tanto, mientras no tengas que dejar de usar el microondas, debes tomar algunas precauciones durante su uso. Asegúrate de que el microondas no tiene fugas. No te pares en frente del microondas o muy cerca de el mientras se ejecuta. * Contaminación del aire: Evita o reduce la inhalación de aire contaminado y los gases de escape. Manté tus habitaciones bien ventiladas, especialmente las que tienen chimeneas, hornillas o estufas. * Los vapores de pintura: A pesar de las pinturas a base de plomo ya no se utilizan, es mejor evitar los vapores de la pintura. Algunas pinturas han demostrado tener cantidades inseguras de mercurio y otras sustancias. * Ruido: Se sabe que la exposición prolongada a un ruido fuerte puede ocasionar abortos involuntarios en los animales. No existe un estudio para demostrar una correlación similar en los seres humanos, pero la exposición continua a ruidos fuertes provoca la pérdida de audición. Así que, para estar en el lado más seguro, las mujeres embarazadas deben evitar trabajar en un ambiente que es muy ruidoso todo el tiempo.

Importancia

Siglos atrás, cuando la ciencia y la medicina no habían avanzado hasta el nivel que tienen hoy, las mujeres estaban embarazadas y dando a luz. Los riesgos que las mujeres enfrentan hoy son muy pocos en relación a los de los tiempos antiguos. Sea por la calidad de los cuidados pre-natales y post-parto o las condiciones higiénicas del nacimiento o las advertencias de la salud durante el embarazo, hemos recorrido un largo camino. Sin embargo, los riesgos actuales parecen ser minimizados, precisamente por lo bien informados y conscientes que somos. El hecho es que, a pesar de que parece que el mundo de hoy está lleno de amenazas ambientales para las mujeres embarazadas, debido a los avances de la ciencia médica, las probabilidades de tener un embarazo saludable, un parto sin complicaciones y un bebé sano nunca han sido mejores. La importancia de comprender las amenazas ambientales para el embarazo es que sabiendo lo que deben evitar, nosotros incrementamos aún más la oportunidad ya excelente de un embarazo saludable y de tener un bebé sano.

Consideraciones

Es importante que las mujeres embarazadas tomen buen cuidado de sí mismas en cada aspecto. Desde comer una dieta balanceada hasta realizar ejercicio con regularidad, hay muchas cosas que una mujer embarazada puede hacer para mantenerse saludable y conservar la salud de su bebé. El mantenerse alejadas o reducir la exposición a los elementos nocivos del ambiente, también es una de ellas. Sin embargo, no importa cuán segura o cuidadosa seas, existen aspectos relacionados al medio ambiente que no están bajo tu control. La exposición ocasional a la radiación del microondas o al humo del cigarrillo, pueden no tener serias consecuencias. De ser posible, intenta evitar una mayor exposición. Sino, considera la posibilidad de reducir la exposición de manera temporal.

Advertencia

Si tienes mucha preocupación acerca de los riesgos de la exposición ambiental, consulta con tu médico o un profesional de la salud.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles