Cómo atar una corona asada de cordero

Escrito por fred decker | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo atar una corona asada de cordero
Una corona asada es una manera inusual y elegante de servir cordero. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El cordero es una carne tierna y delicada, y las sección de las costillas es sin duda la parte más selecta por todos. Estas suelen ser vendidas como chuletas o costillar, con los huesos incluidos. El costillar suele venderse "Pelado", lo que significa que una porción de cada hueso de la costilla se ha desnudado para dar al costillar una apariencia más dramática. La más llamativa manera de servir costillares es mediante la combinación de dos o más de ellos, con los huesos curvos hacia arriba y hacia el exterior, para hacer una corona asada. Los costillares ​​se pueden pedir ya atados en la carnicería, o hacerlos fácilmente en casa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo afilado
  • Tabla de cortar
  • Toallas de papel
  • Hilo de cocina de algodón
  • Sal y pimienta al gusto
  • Otros condimentos o adobo, si se desea

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Examina cuidadosamente los costillares, por defectos o cualquier astilla de hueso dejada por el carnicero. Recorta los extremos de cada costillar para que sean perfectamente planos. Seca las superficies expuestas con una toalla de papel y limpia las virutas de hueso u otros desechos.

  2. 2

    Controla que el carnicero haya hecho un trabajo bueno y limpio al pelar los costillares. Si aún hay restos de cartílago o carne adheridos a las costillas peladas, ráspalos con tu cuchillo.

  3. 3

    Pon los costillares sobre tu tabla de cortar, con la cara del hueso mirando hacia arriba. Con la punta de tu cuchillo, corta suavemente a través de la membrana que hay entre cada costilla. Esto hará que doblar los costillares sea más fácil. Ten cuidado de no cortar a través de la carne, lo que causará que se pierdan jugos durante la cocción.

  4. 4

    Para ambos costillares en tu tabla de corte, con los lados de la carne mirando hacia adentro y los lados del hueso mirando hacia afuera. Envuelve suavemente el hilo de cocina alrededor de los costillares, a media altura. Dobla los costillares para formar un círculo, y ajusta el hilo. Ata el hilo fuertemente, y corta el hilo restante.

  5. 5

    Envuelve la porción inferior de los costillares con hilo, de la misma manera. Tira fuertemente del hilo, para contraer la parte inferior del costillar y hacer que se separen los huesos en la parte superior. Ajusta el hilo y haz un nudo, cortando el hilo restante.

  6. 6

    Condimenta el costillar con sal y pimienta, por dentro y por fuera. Agrega cualquier otro condimento o marinada, y prepara como lo indique tu receta favorita.

Consejos y advertencias

  • Envuelve los extremos de los huesos con tocino o papel de aluminio para evitar que se quemen. Tradicionalmente las coronas asadas fueron servidas con sombreros de papel sobre el extremo de los huesos, pero esto es opcional.
  • A algunos cocineros les resulta útil colocar una lata limpia y vacía en el centro de la carne asada al atarla, para ayudar a darle forma. Retira la lata antes de asarla.
  • La mitad del asado se puede rellenar antes o después de la cocción, si lo deseas. El tiempo de cocción será más largo para una corona rellena.
  • Algunos cocineros prefieren cocer el costillar con aguja e hilo, en lugar de envolverlo con un hilo. Esto requiere más habilidad, pero da un mejor aspecto.
  • Limpia y desinfecta cualquier superficie o utensilio que haya hecho contacto con la carne cruda.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles